El precio de ser antivacunas

El escepticismo hacia la vacuna contra Covid ha provocado que deportistas tengan que afrontar castigos, multas y hasta ser separados de su equipo.

EL PRECIO DE SER ANTIVACUNAS

El tenista número uno del mundo, Novak Djokovic solo ha perdido algo de tiempo y pasado algunos malos ratos por no precisar si está vacunado contra Covid-19. Sin embargo, aún puede quedarse fuera del Abierto de Australia 2022, cuyo campeonato representaría su título número 21 de Grand Slam.

Pero otros deportistas antivacunas sí han tenido que pagar un precio, como el futbolista alemán Joshua Kimmich a quien se le retuvo el sueldo por no poder jugar al estar contagiado de coronavirus, pues no se inoculó, mientras que la estrella de la NFL, Aaron Rodgers, quarterback de Green Bay, fue multado por la Liga y su equipo, además de perder un patrocinio tras afirmar estar inmunizado cuando no era verdad y por violar los protocolos sanitarios.

A continuación se presentan las consecuencias que sufrieron figuras del deporte mundial que no creen en las vacunas.

SE MURIÓ CON LA SUYA

El campeón mundial de kickboxing, Frederic Sinistra, murió el 15 de diciembre de 2021 por complicaciones tras infectarse por el coronavirus. El luchador belga era un confeso antivacunas y su esposa declaró que, aunque estaba convaleciente por Covid-19,  no murió por esta enfermedad.

“Tengo un un pequeño virus. No tengo que gastar mi tiempo con vagos”, escribió en su Facebook antes de abandonar el hospital a donde fue a atenderse.

Pero los síntomas empeoraron y ya entubado en un nosocomio publicó en sus redes sociales “seguiré luchando hasta la muerte como un hombre sin rendirme y moriré sin arrepentimientos”.

PREFIERE ESPERAR

El austriaco Dominic Thiem, campeón del US Open en 2020, reconoció a fines de octubre no estar inmunizado y que no lo haría hasta que se aprobara el uso de la vacuna Novavax, la cual usa una tecnología distinta a la del ARN de vector viral.

En noviembre le prohibieron la entrada como espectador a un torneo en Viena.

NEGACIONISTA Y VÍCTIMA

En la NBA también se presentaron casos. Kyrie Irving, de los Nets de Brooklyn, fue apartado del equipo, pero finalmente debutó en la campaña, aunque sólo podrá jugar como visitante cumpliendo las estrictos requisitos de la Liga para jugadores no vacunados.

No puede jugar en casa, en el pabellón de los Nets, porque las autoridades de Nueva York exigen la vacunación en las instalaciones cerradas con gran aforo.

“Elegí no estar vacunado, fue mi elección. Y les pediría que lo respeten. Estoy haciendo lo que es mejor para mí. Conozco las consecuencias, y sé que soy juzgado y demonizado. Es el papel que interpreto”.

LE PASAN FACTURA

El centrocampista alemán Joshua Kimmich se contagió en noviembre y el Bayern de Múnich le retiró su salario, además fue marginado de la Selección de su país. No ha podido volver a jugar por las secuelas en sus pulmones  y entonces decidió vacunarse.

“No digo categóricamente que no me vacunaré, sólo quiero estudios a largo plazo, no es que sea negacionista o un opositor”, dijo hace unas semanas.

Para él, la vacuna se desarrolló en tiempo récord, sin las pruebas suficientes y no hay estudios certeros de las reacciones a la misma, y por eso decidió no recibir ninguna dosis.

SE SIENTE INMUNE

Al surfista estadounidense Kelly Slater, 11 veces campeón del mundo, nada le quita de la cabeza de que el Covid-19 solo le da a personas de ciertos grupos y con enfermedades crónico-degenerativas y que las vacunas son patrañas.

Esta es, claramente, una enfermedad de obesos, los enfermos y ancianos, si se estudian las estadísticas oficiales.
“Si estás vacunados, ¿por qué te preocupa el estado de otra persona? A menos que, claro, la vacuna no te proteja.

“¿Quizás tienes miedo de contagiarte o estás enojado por haberte vacunado? Demasiado lavado de cerebro y odio en el corazón de la gente respecto a la vacunación”.

JUVENTUD, DIVINO TESORO

El golfista Bryson Dechambeau, campeón del Abierto de Estados Unidos en 2020 y con otros siete títulos PGA, se perdió los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al contagiarse de coronavirus. El COI no exigía la vacuna para participar en los Juegos pero exhortaba a los deportistas a inocularse.

“Soy joven, prefiero dejarle la vacuna a alguien que la necesite”, dijo el golfista estadounidense de 28 años de edad.

NO ME AYUDES, COMPADRE

Kirk Cousins, quarterback de los Vikingos de Minnesota causó polémica por negarse a la vacuna luego de declarar que haría “todo lo posible” por ayudar a reducir los contagios de Covid-19.

Una lluvia de críticas le cayó, entre ellas la del retirado Josh McCown, quien aseguró que su postura le restaba crédito como líder al interior del equipo.

“Como quarterback siempre quieres ser líder, poner el ejemplo y hacer todo para darle lo mejor de ti a tu equipo, pero si no te vacunas, supongo que tendrás que ponerte una mascarilla y seguir atento a la pandemia. Pero incluso así, me parece que pierdes credibilidad como líder”, aseguró McCown.

Cousins dijo antes de iniciar la temporada de la NFL que si se contagiaba de Covid-19 y le tocaba morir, moriría.

MENTIROSO, MENTIROSO

El QB de Green Bay, Aaron Rodgers, dio positivo a Covid-19 en noviembre de 2021 y no pudo participar en un par de juegos. En agosto había dicho que estaba vacunado, pero en septiembre arrojó positivo a una prueba de detección de coronavirus. Negó ser antivacunas y afirmó que no se había inmunizado al ser alérgico a un componente de la vacuna.

Fue sancionado por la NFL y su propio equipo por incumplir los protocolos sanitarios de la Liga y además perdió el patrocinio de una empresa médica estadounidense.

Rodgers fue visto varias veces sin cubrebocas y sin respetar la sana distancia, faltando a las medidas sanitarias de la NFL.


EL QUE NADA DEBE… NADA BORRA

DeAndre Hopkins, receptor de Arizona, borró un tuit en el que posteó que pensaría mucho en jugar la temporada si el no vacunarse implicaría meter en problemas a su equipo.

PRIMERO YO, DESPUÉS YO Y AL ÚLTIMO YO

Lamar Jackson, jugador de Baltimore en la NFL, aseveró que no vacunarse era una decisión muy personal y no le importaban las opiniones de personas ajenas a su familia.

“Siento que es una decisión personal. Me preocuparé de eso con mi familia y a mantener mis sentimientos en casa. Estoy enfocado en jugar bien, no puedo lidiar con las opiniones de otras personas”.

¡NO, NO Y NO!

El corredor de los Bucaneros de Tampa Bay, Leonard Fournette, aseguró en redes sociales que no se vacunaría.

“Vacunarme. No puedo hacerlo”, escribió Fournette en Twitter, en julio, aunque minutos después borró la publicación.

LE TIENE SIN CUIDADO

El tenista estadounidense Tennys Sandgren, número 96 de la clasificación mundial de tenis, no jugará el Abierto de Australia por no estar vacunado.

No he perdido un momento de sueño por eso, siento que es una pendiente potencialmente resbaladiza por la que estamos cayendo, y nos vemos obligados a tomar cosas que no queremos tomar. Estoy resuelto y me atengo a lo que creo, aunque perjudique mi carrera”.

“Entonces, la posición oficial ahora es que una persona no vacunada puede contagiarle Covid a una persona vacunada, pero una persona vacunada no puede contagiárselo a otra persona vacunada. ¿Es esto con lo que vamos? Los coeficientes intelectuales están cayendo a tasas nunca antes vistas.”

Tennys Sandgren

Comparte la noticia en:

Eduardo Rìos Martìnez

Read Previous

Hallan una «increíble» figura de madera de la época romana durante la construcción de una ruta ferroviaria en el Reino Unido

Read Next

Mueren 10 por Covid-19 en Coahuila y surgen mil 485 casos nuevos