Envejecen escuelas; falta mantenimiento

CIUDAD DE MÉXICO.-La infraestructura física y el equipamiento de las escuelas públicas del País presentan un grave rezago, que se agudiza por falta de mantenimiento, lo que las hace vulnerables ante fenómenos naturales y sociales como el vandalismo, reconoce un diagnóstico oficial.

El Programa Institucional 2021-2024 del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), publicado esta semana en el Diario Oficial de la Federación, indica que más de la mitad de las escuelas públicas a nivel nacional tiene más de 30 años de antigüedad.

La infraestructura física y el equipamiento escolar, subraya, son factores fundamentales para el quehacer educativo. Ambos requieren, señala, la constante inversión de recursos públicos destinados al mejoramiento de las condiciones físicas de las escuelas y el acceso a servicios básicos –luz, agua potable, instalaciones hidrosanitarias, conectividad a internet, entre otros– al igual que a la dotación de mobiliario, equipo y materiales didácticos.

«Sin embargo, se sigue observando un importante grado de precariedad en la mayoría de los planteles públicos en especial, aquellos ubicados en zonas de alta y muy alta marginación, así como en zonas indígenas; esto provocado, entre otros aspectos, por el uso intensivo de los inmuebles, por la falta de un mantenimiento adecuado, su antigüedad y la regionalización», apunta.

Es factible, advierte, que esos planteles requerirán reparaciones mayores, como reforzamiento estructural, revisión y cambio de instalaciones hidrosanitarias y eléctricas e impermeabilizaciones, entre otros.

«A lo anterior se suman las afectaciones por desastres naturales, resaltando entre ellos los sismos ocurridos en 2017 y 2018, por lo que se requiere la constante inversión de recursos públicos destinados a su atención», apunta.

Además, señala, una proporción significativa de los planteles carece de servicios básicos.

De acuerdo con información actualizada de la Secretaría de Educación Pública (SEP), detalla, el 28.3% de las escuelas primarias y secundarias no cuentan con servicio de agua potable y 13.3% no disponen de electricidad.

De las escuelas de educación media superior, 25.2% no disponen de agua potable, 31.2% no cuentan con computadoras y 49.7% carecen de conexión a internet.

Y de hecho, admite, la información es incompleta.

«Existen más de 12 mil planteles públicos de educación media superior y más de mil de educación superior para los cuales no existe información censal que permita dimensionar a cabalidad las condiciones de la infraestructura», advierte.

Además de atender el rezago, remarca el Programa, se requiere flexibilizar en los espacios educativos la disposición, adaptación y configuración del mobiliario y el equipamiento de manera que apoye los diferentes métodos de enseñanza y aprendizaje.

Comparte la noticia en:

fidencio camilo rendon quezada

Read Previous

Urgen a EU no ignorar ‘catástrofe’ en México

Read Next

Descarta MC alianza