Encuentran evidencia de que las personas se reinfectan más fácilmente con la variante ómicron que con otras variantes, dicen investigadores sudafricanos

Investigadores en Sudáfrica informaron este jueves que encontraron alguna evidencia de que las personas que habían sido infectadas una vez con el coronavirus tenían más probabilidades de volver a infectarse con la variante ómicron que con las variantes beta o delta.

CNN En Español

Dijeron que es demasiado pronto para saberlo con certeza, pero un aumento reciente en las segundas infecciones les indica que es más probable que ómicron reinfecte a las personas.

«Contrariamente a nuestras expectativas y experiencia con las variantes anteriores, ahora estamos experimentando un aumento en el riesgo de reinfección que excede nuestra experiencia previa», dijo en un comunicado Juliet Pulliam, directora del Centro Sudafricano de Análisis y Modelado Epidemiológico de la Universidad de Stellenbosch (SACEMA, por sus siglas en inglés) y quien ayudó liderar el equipo de estudio.

Ómicron se identificó en noviembre, pero ha preocupado a la Organización Mundial de la Salud y a otros funcionarios de salud a nivel mundial, quienes la han designado como una variante de preocupación debido a sus muchas mutaciones que afectan áreas asociadas con la transmisibilidad y la capacidad de evadir al sistema inmunológico.

Pulliam y sus colegas observaron reportes de infecciones de 2,7 millones de personas en Sudáfrica desde la pandemia, incluyendo a más de 35.000 personas que tuvieron covid-19 más de una vez.

«Identificamos a 35.670 personas con al menos dos infecciones sospechosas (hasta el 27 de noviembre de 2021), 332 personas con una tercera infección sospechada y una persona con cuatro infecciones sospechadas», escribieron en su reporte publicado en línea en una preimpresión, lo que significa que no ha sido revisado por pares o publicado en una revista médica.

«Entre las personas que tuvieron más de una reinfección, 47 (14,2%) experimentaron su tercera infección en noviembre de 2021, lo que sugiere que muchas terceras infecciones están asociadas con la transmisión de la variante ómicron».

Están asumiendo el reciente aumento de casos en Sudáfrica y la propagación de ómicron y no algún otro factor como la disminución de la inmunidad. A las personas cuyos casos describen no se les ha secuenciado el virus, por lo que no es seguro que estuvieran infectadas con la variante ómicron.

Sin embargo, los funcionarios dicen que la variante ómicron es ahora la variante de coronavirus dominante en Sudáfrica, y representa el 74% de las muestras que se secuenciaron genéticamente en noviembre. Se están realizando más secuencias para determinar la verdadera prevalencia de la variante.

«El momento de estos cambios sugiere fuertemente que son impulsados ​​por la aparición de la variante ómicron», escribieron los investigadores.

Antes de ómicron, la variante delta había sido la variante más prevalente en Sudáfrica y sigue siendo la variante dominante a nivel mundial. Más datos deberían dejar en claro si ómicron, de hecho, está impulsando las reinfecciones en Sudáfrica. Los funcionarios de salud pública deberían saberlo a mediados de diciembre, dijeron.

«La evidencia a nivel de población sugiere que la variante ómicron está asociada con una capacidad sustancial para evadir la inmunidad de una infección previa. Por el contrario, no hay evidencia epidemiológica en toda la población de escape inmunológico asociado con las variantes beta o delta», escribieron.

Este hallazgo tiene importantes implicaciones para la salud pública, especialmente en países como Sudáfrica, donde existen altas tasas de inmunidad a infecciones previas. Este estudio no tuvo en cuenta la vacunación ni pudo explicar la posible disminución de la inmunidad con el tiempo.

«Nuestra prioridad más urgente ahora es cuantificar el alcance del escape inmunológico de ómicron para la inmunidad natural y derivada de la vacuna, así como su transmisibilidad relativa a otras variantes y su impacto en la gravedad de la enfermedad», dijo en un comunicado Harry Moultrie, epidemiólogo médico sénior del Centro de Tuberculosis del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica y coautor del artículo.

Inmunidad por infección vs. inmunidad por vacunación

Michael Head, investigador principal sobre salud global en la Universidad de Southampton, dijo que la situación puede ser diferente cuando se trata de inmunidad a las vacunas.

«La respuesta inmune de la vacunación es mucho más fuerte en comparación con la inmunidad adquirida por infección. Si bien es probable que haya algún impacto, es probable que aún brinde algún nivel de protección», dijo Head en un comunicado al Science Media Center en el Reino Unido. «La dosis de refuerzo puede ser clave aquí para mantener un alto nivel de protección».

«Mientras esperamos que surjan más datos en los próximos días y semanas, el mensaje para el público en general debe ser: ve y obtén todas las dosis para las que seas elegible. Mantén la protección lo más alto posible».

Los hallazgos pueden significar que la infección natural no ayudará a desarrollar la inmunidad colectiva, dijeron algunos expertos.

«Ómicron ha abierto un gran agujero en el controvertido argumento de que simplemente deberíamos permitir que la infección se propague en un intento de crear inmunidad», dijo en un comunicado el microbiólogo Simon Clarke de la Universidad de Reading del Reino Unido.

«Esperamos una nueva indicación sobre si ómicron tiene alguna capacidad para evadir la inmunidad inducida por la vacuna».

Comparte la noticia en:

José Colunga

Read Previous

Ordena juez restituir 8 bienes a César Duarte

Read Next

Miocarditis y pericarditis, los efectos secundarios que podrían causar vacunas Pfizer y Moderna