Pide Ancira retiren cargos por Lavado

EN VIDEOCONFERENCIA, Alonso Ancira Elizondo, Presidente de AHMSA demandó se retiren cargos de Lavado de Dinero en su contra para así trasladaor a México el fideicomiso de garantía de pago a PEMEX.

Especial

Alonso Ancira Elizondo pidió al Gobierno federal retirar totalmente la imputación de lavado de dinero, para que pueda abrir en México el fideicomiso con el que garantizó la reparación del daño de más de 216 millones de dólares, por el Caso Agronitronegados.

Artemio Zúñiga Mendoza, Juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, dio esta mañana un plazo de 60 días hábiles para que el dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) acuerde con Pemex si prevalece, modifica o cambia por completo el fideicomiso que abrió en Estados Unidos y en el que depositó las garantías del acuerdo reparatorio pactado.

En una audiencia celebrada por videoconferencia, el Juez Zúñiga certificó y dio por pagado el primer anticipo de 50 millones 40 dólares que la semana pasada hizo el empresario conforme su acuerdo reparatorio, que está pactado a tres pagos por una suma total de 216 millones 664 mil 40 dólares.

Al tomar la palabra, Ancira expuso que constituyó el fideicomiso en la Unión Americana porque en México la acusación por lavado le impide hacerlo.

«Me tiene negado la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, yo necesito que esa acusación de operaciones con recursos de procedencia ilícita no exista, para que yo pueda entrar a un banco. Tan funcionan las garantías en el fideicomiso (en Estados Unidos) que yo pagué», dijo Ancira.

«Debido a estas acusaciones falsas, no puedo abrir un fideicomiso en México. Ya estaremos trabajando con Pemex para ver cómo vencemos estos obstáculos».

En este fideicomiso abierto en San Antonio, Texas, Ancira dejó en garantía el 99 por ciento de las acciones representativas del capital social de Grupo Acerero del Norte y siete activos de AHMSA y sus subsidiarias.

Desde agosto, Pemex manifestó estar inconforme con el hecho de que este instrumento financiero se localizara en el extranjero, temiendo que en caso de incumplimiento de pago no pudiera ejercer el dominio sobre las mismas en forma automática y convertirse en el nuevo dueño de AHMSA.

Cuando el empresario salió del Reclusorio Norte, el pasado 19 de abril, lo hizo tras pactar un acuerdo reparatorio con Pemex que tuvo como consecuencia que le concedieran la suspensión condicional del proceso.

Pero eso no quiere decir que el proceso esté cancelado, pues el beneficio estaba sujeto al pago del daño, de tal forma que podía reactivarse la imputación y ordenarse la reaprehensión en caso de no cubrir con el pago.

Durante la audiencia de está mañana, la Fiscalía General de la República se opuso al plazo de 60 días hábiles que acordaron Pemex y Ancira para negociar los términos y el estatus del fideicomiso; además pidió al juez fijar el plazo perentorio y no dejar el término como una generalidad.

Sin embargo, el Juez Zúñiga rechazó acceder a la solicitud de la FGR porque estimó que un acuerdo reparatorio es una negociación entre las partes y en este caso los actores principales eran Pemex y Ancira, quienes no tenían desacuerdo ni oposición al plazo solicitado.

«Puede ser antes o después (cuando las partes concluyan su negociación), pero lo que sí diría es que es un acuerdo entre las partes; se tiene por realizado el primer pago y se conceden los 60 días para revisar las formas en que se va a constituir la garantía», resolvió el Juez Zúñiga.

Durante la audiencia, Mauricio Flores Castro, abogado de Ancira, planteó buscar una cita con la Unidad de Inteligencia Financiera con la finalidad de negociar la cancelación absoluta de los acuerdos de bloqueo de cuentas bancarias del empresario.

Si bien Ancira obtuvo suspensiones contra los congelamientos de activos de la UIF, los amparos aún no han sido resueltos en última instancia y el nombre del empresario continúa en la Lista de Personas Bloqueadas.

Al respecto, el juez de control dijo que esta petición no era parte de la audiencia convocada y que, además, era un asunto que escapaba de su competencia.

En la diligencia se reveló que la Alianza Minerometalúrgica Internacional (AMI), empresa de Julio Villarreal, presentó un escrito para solicitar que el fideicomiso de Ancira fuera abierto no sólo en México, sino en Banca Afirme, propiedad también de Villarreal.

El juzgador también desestimó la petición, luego de que la defensa de Ancira dijera que dicha empresa pretendía sorprender, ya que no era parte del proceso ni podía ser relacionada al mismo.

En el acuerdo reparatorio, de abril pasado, la familia de Ancira se comprometió a venderle el 55 por ciento de las acciones de AHMSA a la empresa de Villarreal, operación que luego fue cancelada porque la primera advirtió que la AMI incumplió con los términos de las cláusulas pactadas para la compra-venta.

Comparte la noticia en:

fidencio camilo rendon quezada

Read Previous

Se disparan casos de covid en Sudáfrica; Ómicron «ya es dominante»

Read Next

Enrique Jackson muere de un infarto a los 75 años de edad