Fanáticos del deporte

Por Juan Luis Morales

¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

HABLEMOS DE HISTORIA

Relatos de la Serie Mundial de 1923 entre los Yankees y Gigantes de Nueva York.

Casey Stengel aplastó a los Yankees en la primera Serie Mundial en el Yankee Stadium, pero no pudo impedir que Babe Ruth y compañía ganaran por primera vez en estos Clásicos.

Él primer y segundo juego de Serie Mundial en Yankee Stadium, fueron de Casey Stengel, el centerfielder de los Gigantes, quien tenía 33 años de edad.

En el primero, conectó un batazo entre el left y center que se convirtió en cuadrangular dentro del campo y con el cual, en el noveno inning, anotaron la carrera de la victoria, 5 por 4.

Corrió las bases con una especial desesperación, lo que recordó en el juego de los veteranos, en Shea Stadium de Nueva York, en 1971. Casey dijo:

“Lo que mucha gente olvida acerca de ese jonrón fue que lo conecté entre Bob Meusel (jardinero izquierdo) y Whitey Witt (jardinero central) y que por eso corrí hasta home venciendo a los mejores brazos.

Cualquiera puede recordar que Bob Meusel tiraba la pelota más fuerte que todos los que han jugado béisbol. Podía soltarla desde lo más profundo y la bola llegaba de un bote fuerte al cátcher”.

“Pero, sin embargo, cuando corría hacia tercera me pasó algo muy angustioso. Yo tenía una almohadillita dentro del zapato, aquí (bajo el talón), porque la mitad del zapato me había estado molestando.

Usaba la almohadillita para protegerme eso (en esa época no era como hoy en día, que cada pelotero tiene 12 o más pares de zapatos para jugar a la orden).

“Cuando corría, la almohadillita se me salió y sentía dolor. Corría contra los mejores brazos del béisbol, lo que puede decirte como era yo de rápido, ¡cuan rápido podía ir entre las bases! Meusel tiró a home, pero le gané la carrera a la bola. . .y el cátcher era, Wally Schang. . . “

Stengel pegó otro cuadrangular (fuera del parque, éste) por encima de la cabeza de Ruth, en el jardín derecho, en el séptimo inning del tercer juego (segundo en Yankee Stadium).

Y esa fue la única anotación de la tarde. Corrió las bases haciendo burlas hacia el dugout de los Yankees, lo que disgustó a algunos del público, pero agradó a otros. Así, él impulsó, con jonrones, las carreras de las victorias en los dos únicos juegos que pudieron ganar los Gigantes….

*******************

Los juegos uno, tres y cinco, se jugaron en el Yankee Stadium de los Yankees. Y dos, cuatro y seis en el Polo Grounds, de los Gigantes.

Primer juego: Gigantes 5; Yankees 4. Ganó Rosy Ryan. Perdió Joe Bush.

Segundo juego: Yankees 4; Gigantes 2. Ganó Herp Pennock. Perdió Hugh McQuillan.

Tercer juego: Gigantes 1; Yankees 0. Ganó Art Nehf. Perdió Sad Sam Jones.

Cuarto juego: Yankees 8; Gigantes 4. Ganó Bob Shawkey. Perdió Jack Scott.

Quinto juego: Yankees 8; Gigantes 1. Ganó Joe Bush. Perdió Jack Bentley.

Sexto juego: Yankees 6; Gigantes 4. Ganó Herp Pennock. Perdió Art Nehf.

NOTAS: Babe Ruth tuvo paciencia en esta Serie, ante los lanzamientos en curva y contra la tierra, que ordenaba el manager gigante, John McGraw. Y así recibió 8 bases por bolas y conectó 3 cuadrangulares, dos de los cuales fueron seguidos, en el segundo juego. Además, fue líder en carreras anotadas con 8.

–El tercer juego, segundo en Yankee Stadium, fue visto por 62,817 fanáticos, el mayor número, hasta esa fecha, en cualquier juego de pelota. Y la Serie también impuso los records de 301,430 entradas vendidas y de recaudación, con un millón, 63 mil 815 dólares. Fue la primera Serie Mundial millonaria.

–Los dos estadios, Polo Grounds y Yankee Stadium, quedaban separados, apenas por el río Harlem, aun cuando aquel quedaba en Manhattan y el otro en el Bronx. Polo Grounds fue demolido a fines de 1964, después que los Mets jugaron allí dos temporadas. Los Gigantes se habían mudado a San Francisco, en 1958.

–El manager de los Yankees, Miller Huggins, trató de inscribir por su lesionado primera base, Wally Pipp, a un novatico de 20 años de edad, quien ya había jugado algunas veces en la temporada durante el mes de septiembre. Pero los Gigantes no lo aceptaron. Ese jovencito se llamaba Lou Gehrig.

–Los Yankees se consolidaron así, en el comienzo de lo que ha sido la más brillante historia de equipo de béisbol alguno. Lograron ganar en la Americana este año, con 16 juegos de ventaja sobre los Tigres de Detroit. Ruth estuvo muy cerca de la Triple Corona: 41 jonrones, 130 impulsadas, pero promedio de .393, diez puntos menos de los .403 de Harry Hellmann, de los Tigres….

Todo ser que respire, que alabe a DIOS. Recuérdalo siempre…

DIOS ME LOS BENDIGA…

¡¡¡HASTA LA PRÓXIMA…MI AMADO LECTOR…SI EL TODOPODEROSO…LO PERMITE!!!

Comparte la noticia en:

fidencio camilo rendon quezada

Read Previous

La notalilia en verso

Read Next

Trizas y Trazos