Destapa Monterrey mafia de permisos

Una mafia que expedía permisos falsos de venta de alcohol para negocios y que extorsionaba a ambulantes para que pudieran operar fue detectada por el municipio de Monterrey.

La Secretaria del Ayuntamiento, Lucía Riojas, reveló ayer que, en inspecciones recientes, encontraron cobros de 80 mil pesos a establecimientos a cambio de estos permisos falsos de alcohol y cobros al comercio informal, cuyo monto no precisó.

Aunque aún están investigando, la funcionaria dijo que podría tratarse de personas externas al municipio.

«Hemos encontrado estructuras paralelas (al municipio)», explicó Riojas, «aparentemente controlados con la misma mafia.

«Hemos encontrado gente que, a la vez, hacía de extorsionador en el tema de alcoholes como en el tema de comercios», añadió.

La Administración del Alcalde emecista Luis Donaldo Colosio inició el 30 de septiembre y sustituyó a la gestión del priista Adrián de la Garza, que estuvo del 2015 al 2021.

Durante el Gobierno de De la Garza, tanto ambulantes como comerciantes establecidos denunciaron cobros de «moches» para permitir operar a los informales, lo que dejaba cientos de millones de pesos al año a los extorsionadores.

Pese a que investigaciones periodísticas de Grupo REFORMA comprobaron la práctica y que se desplomaron las multas a ambulantes, De la Garza siempre negó las cuotas.

«Hemos encontrado claves de cobro que les daban a las personas comerciantes (informales), con las que pasaban y recolectaban el dinero», narró ayer Riojas.

La Secretaria señaló también que en inspecciones realizadas en las últimas dos semanas, tres establecimientos tipo bar-restaurante tenían licencias falsas de alcohol.

Grupo REFORMA tuvo acceso a algunos de estos documentos falsos, en los que se detectaron irregularidades, como el escudo de armas de Nuevo León colocado donde no corresponde, un logotipo del Estado distinto al oficial y errores en datos personales, entre otros.

«No son casos aislados», afirmó Riojas. «Las tres personas que han presentado (denuncia) o que en la supervisión hemos visto que tienen licencias falsas han dicho que les cobraron 80 mil pesos por cada una.

«Hay algo sistemático y esto es verdaderamente grave porque se están suplantando las funciones del Estado para un tema delicado, como es la venta de alcohol.

«Claramente hay una red delictiva operando o había y hay que poner atención», reiteró.

El pasado 10 de octubre, el Gobernador Samuel García reveló una red de extorsiones a casinos y otros negocios para permitirles fumar en sus establecimientos.

El emecista dijo que las personas no trabajaban en el Gobierno estatal, pero que estaban conectadas con funcionarios de la Administración de Jaime Rodríguez.

Ayer, Riojas dijo que ya dieron aviso al Estado y también orientaron a los afectados.

Comparte la noticia en:

Eduardo Rìos Martìnez

Read Previous

No es solo el golpe: 5 datos de cómo la violencia contra la mujer afecta profundamente su salud mental

Read Next

Anticipan demandas internacionales por decretazo