Chutney: la salsa de especias para aprovechar tus jitomates

Cada día aprendemos a conservar alimentos para no desperdiciarlos. Aquí te contamos de una salsa para acompañar tus platillos favoritos

Sabemos que hoy en día, conservar las frutas y verduras frescas es un reto. Muchas veces las tenemos guardadas en el refrigerador esperando utilizarlas en algún platillo, pero cuando menos pensamos, ya no sirven o están muy maduras.

Existen algunos tips o recetas para mantener las verduras lo más frescas posibles como conservas en vinagre, especias o congelarlas. Así como hacer recetas caseras y, que además de conservar, pueden ser el ingrediente ideal para darle más sabor a los alimentos.

En la India existe una mermelada con diversas especias de la región que conserva ciertas verduras, se le conoce como “chutney”, un tipo de salsa agridulce y picante de jitomate que adereza carnes o pescados. Hacer el chutney no requiere muchos ingredientes, aquí en Menú te decimos qué necesitas para darle un sabor distinto a tus alimentos.

Origen

El chutney  es una salsa muy aromática que puede quedar bien en muchas preparaciones; carnes, sándwiches, inclusive en postres. Dado todos sus ingredientes como el vinagre y el azúcar, la salsa puede conservarse durante un tiempo prolongado sin que se eche a perder.

 La salsa es una bomba de sabores originaria de la India, donde el nombre original chatni significa “para chupar” en el sentido de “chuparse los dedos», aunque también puede significar «salsa de muchas especias».

Los chutneys pueden ser muy variados, no existe una receta concreta para elaborarla, por lo que manda el gusto de la persona que lo prepara. 

Pueden tener una textura fina y homogénea o con pequeños trozos de tomate o cualquier verdura que se emplee, hay salsas que se pueden elaborar casi sin cocción y otros que necesitarán hasta dos horas ante el fuego.

Receta

Ingredientes
500 gr. de tomates
50 gr. de vinagre
130 gr. de azúcar moreno
1 cdta. de sal
1 cdta.de ajo finamente picado
1 cdta.de pimienta negra en grano
½ cdta. de mostaza en grano
1 cdta. de chile en polvo 
½ cebolla finamente picada
1 ramita de cilantro (opcional)
1 pzca. de cardamomo (opcional)
1/4 cdta de semillas de cilantro
Aceite de oliva, el necesario

Preparación
En una olla pequeña calentar un poco de aceite de oliva junto al ajo y cebolla, sofreír hasta que esté cocido. Agregar los demás ingredientes y mover sin que se quemen. Calentar a fuego bajo y mover de 30 a 40 minutos o hasta que el tomate comience a deshidratarse. Dejar enfriar un poco y colocar la mezcla en un frasco de cristal con tapa. Se puede agregar más especias directamente al frasco para intensificar los sabores o el propio picante a gusto de cada uno.Finalmente, refrigerar y conservar durante 30 días aproximadamente.

Comparte la noticia en:

Juanita Ramirez

Read Previous

Pepe Aguilar mantiene vivo el legado de Flor Silvestre

Read Next

Europa da luz verde a vacuna covid de Pfizer para niños de 5 a 11 años