Multas y prisión por no respetar amparos

SABINAS, COAHUILA. – Los funcionarios que no cumplan con los amparos otorgados a menores de entre los 12 a los 17 años de edad para recibir su vacuna contra el Covid-19, podrían ser sancionados económicamente y en caso de no acatar la indicación del Juez de Distrito podrían, según la ley, ser cesados de sus puestos.

Ramón Escobedo, el primer abogado en presentar un amparo de este tipo en la Región Carbonífera, explicó “Acabo de hablar con el secretario particular del Juez Tercero de Distrito y estábamos viendo la situación, donde les fue negada la vacuna a estos 38 menores, me ha informado que dentro de las facultades que tiene es que una vez que se le dé incumplimiento a una suspensión, se va a fincar una medida de apremio a la autoridad responsable”, dijo.

Señaló que, si aun así no se le da cumplimiento, aplicarán el artículo 262 de la Ley de Amparo, fracción III, el cual menciona que toda la autoridad responsable que incumpla en una suspensión decretada y que ha sido notificada, será sancionado de su puesto además de abrirse una carpeta de investigación por desacato.

Mencionó que la no aplicación de la vacuna debería de realizarse a través de un oficio, en cada uno de los expedientes de los amparos y todavía falta que lo valore el Juez de Distrito, pero ya no pueden quitar esa resolución y se tiene que cumplir.

“Se les hizo entrega de un oficio al personal del programa Bienestar para que den cumplimiento al oficio, sino tendrán que pagar la cantidad de 9 mil 898 pesos por desacato, eso como primer punto, por reincidencia serían suspendidos de sus puestos y consignados ante la autoridad competente, dándoles de 3 a 9 años de prisión a aquella autoridad responsable que no dé cumplimiento”, concluyó.

Comparte la noticia en:

Mauricio Sánchez

Read Previous

Muere albañil de un infarto

Read Next

Denuncian a maestra del colegio Modelo