Nudo gordiano

Por Yuriria Sierra

Esa oposición de Toby

O es una provocación o en verdad es una muestra de que no han entendido absolutamente nada. Lo recordamos hace un par de semanas, lo habíamos hecho también hace un mes: “En este espacio lo hemos dicho insistentemente: la paridad, la igualdad de posibilidades para hombres y mujeres para acceder a puestos de liderazgo es una obligación del Estado. Somos más de 7 mil 800 millones de habitantes en el mundo, la mitad son hombres y la mitad somos mujeres, aun así las oportunidades siguen siendo desiguales. Esto debe cambiar no sólo en papel, sino también en el ejercicio cotidiano de la función pública y la práctica privada. No soltemos el tema hasta lograr que así sea…”, párrafo recurrente, porque recurrente es también esa falsa idea de paridad, no importa si hablamos del gobierno en turno o de quienes tendrían que ser los primeros interesados en dar acuse de recibo de las fallas del equipo contrario.

 La oposición se desdibuja y no necesariamente por lo que se dice de ella en Palacio Nacional: la imagen fue contundente, la publicó el presidente del PRI, Alejandro Moreno, doce hombres sentados a la mesa en la que, nos dicen, configuran la ruta que sacará al país de esta desazón. Fotografía peculiar, porque son doce personas reunidas para buscar un camino de consenso, lástima que en la integración de este grupo las mujeres, esa mitad de la población que nos hemos aferrado a salir de la cocina, no estamos representadas, con todo y el empeño de esos hombres que, gustosos, nos explican cómo deberíamos comportarnos.

A pesar de los tropiezos que la administración de Andrés Manuel López Obrador ha tenido en materia de política de género y de entendimiento del movimiento feminista, la oposición da el mensaje de que, si el Presidente no ha entendido nada, ellos menos.

Ni el PRI ni el PAN ni el PRD han dado acuse de recibo respecto a lo necesario que es la inclusión, ni para enviar un guiño a sus votantes ni para ufanarse de ello frente al gobierno de México, ni ganas tienen de decirle ellos si están entendiendo el momento que vive el país y el mundo. Esa imagen lo dijo todo: doce personas, todos líderes, todos hombres. La oposición se entiende como el Club de Toby, no importa el Congreso paritario, aunque sí, eso se observa como mero acto simbólico; pero ningún partido se ha preocupado por llevar a las mujeres a puestos de liderazgo y donde se toman decisiones. Ya lo expresamos aquí tras la conformación de las comisiones legislativas: pura cuota, nada de operación política.

Se necesita en verdad ser muy necio, muy terco, en verdad, para no leer los mensajes de la coyuntura, para seguir operando como lo han hecho a lo largo de la historia: solo ellos.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Estrictamente Personal

Read Next

La notalilia en verso