Cuatro trabajadores de Dos Bocas, heridos por policía

PARAÍSO, Tab.- Cuatro trabajadores de la empresa ICA Fluor, que laboran en la construcción de la refinería de Dos Bocas, fueron heridos por elementos de la policía estatal de Tabasco cuando se manifestaban con la exigencia de  incremento salarial y mejores prestaciones laborales; además, tres resultaron detenidos.

En el segundo día de protestas en las inmediaciones de este proyecto, alrededor de 3 mil empleados de la empresa constructora fueron repelidos con gases lacrimógenos e incluso en algunos videos grabados por los mismos empleados se escuchan detonaciones de armas. Hacia las seis de la mañana,  trabajadores intentaron entrar en las instalaciones de Dos Bocas, cuando elementos de la policía estatal los repelieron con granadas de gas y balas de goma.

De acuerdo con videos que circularon en redes sociales, uno de los trabajadores recibió un impacto en el ojo izquierdo. En las imágenes se observa cómo cae y grita de dolor, mientras sus compañeros se acercan a auxiliarlo. “¡Voy a perder mi ojo, malditos!”, grita el trabajador.

Otro hombre fue herido en una pierna, uno más en un pie. En otro video  se observa a una persona con overol naranja que muestra una herida en la espalda baja y es apoyado por sus compañeros, quienes lo suben a un transporte público, conocido como “pochimóvil”, para que lo traslade al hospital.

Horas después, algunos trabajadores dijeron que su compañero había muerto en un hospital del municipio de Cárdenas, versión que fue desmentida por las autoridades estatales. La Fiscalía General del Estado (FGE) dijo no tener reporte de esta muerte. El paro de labores inició el martes, cuando los empleados de la empresa se manifestaron por más de cinco horas exigiendo ser atendidos por los dueños de la empresa ICA, lo que no ocurrió.

Este sábado, cuando llegaron para la segunda jornada de protestas, ya los esperaban los agentes estatales. Uno de los empleados relató cómo fueron agredidos: “Comenzaron a dar toletazos… Cuando yo venía pasando me rozó una granada de gas lacrimógeno; transmití en vivo y  me volvió a rozar otra en la cabeza, y a varios compañeros los golpearon y se los llevaron; empezaron a disparar y tirar balazos”, contó.

Aseguró que su inconformidad es que no están dando los salarios justos. “Trabajamos en el sol y hacemos trabajo de alto riesgo, y aparte las rentas están muy caras en el municipio, van desde 4 a 6 mil pesos un cuartito”, dijo. De acuerdo con algunos trabajadores existe un “trato” entre empresas y sindicatos de quitarles casi 50% de su sueldo en tabulador. También acusan que los encargados de la obra los obligan a laborar horas extras sin que se las paguen y, en caso de que se inconformen, los amenazan con despedirlos.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Ahorcan a Tula… y la Guardia ¡nada!

Read Next

SE PRESENTA COAHUILA EN EL FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO 2021