Pobreza, violencia y la política de EU mantienen a haitianos varados en México

Los miles de haitianos que se encontraban hasta hace unos días en campamentos en Coahuila, y que ahora se han trasladado a Nuevo León o han viajado hasta Chiapas, no tenían la intención de quedarse en México. Sin embargo, su deseo de huir de la pobreza, la crisis política, las secuelas de desastres naturales de su país y los desencuentros entre políticos de Estados Unidos por el momento los mantienen varados en territorio mexicano.

De acuerdo con cifras de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) , los ciudadanos de origen haitiano son los segundos que más solicitudes de asilo han presentado en sus delegaciones en Chiapas, Tabasco, Veracruz, Baja California y Ciudad de México.

¿Cuántos haitianos hay en México?

De enero a agosto de este año se han recibido 77,559 peticiones de asilo, de las que 18,883 (24%) son de ciudadanos de Haití, solo por debajo de los hondureños, que han tramitado 29,699 (38%).

Expertos consultados por Expansión Política explican que México es un país de tránsito de extranjeros que buscan llegar a Estados Unidos. Hasta hace algunos años, por sus tierras caminaban principalmente migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala, pero el fenómeno migratorio ha cambiado de rostro. Ahora hay miles de haitianos en el sur y el norte del país.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, señaló el 21 de septiembre que los migrantes haitianos no quieren permanecer en México, sino llegar a Estados Unidos, pero las caravanas vistas en las últimas semanas son de personas que fueron engañadas.

“Lo que hicieron las autoridades de Estados Unidos fue ampliarles el tiempo para hacer su trámite, pero los dirigentes de estos conglomerados de refugiados en Brasil y Chile les dijeron: ‘Hay que irnos a Estados Unidos rápido para que a ustedes les den también el beneficio de esta disposición’. Pero es para personas que ya están en Estados Unidos, no que lleguen”, precisó.

El presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos, Wilner Matelus, estima que a diario ingresan a México por la frontera sur entre 250 y 300 haitianos, y que la suma de quienes están varados alcanza 30,000.

En un recorrido que realizó Expansión Política por las oficinas de la Comar, varios haitianos reconocieron que comienzan a ver en México una opción para quedarse en busca de oportunidades.

Las razones por las que llegan a México

De Haití han salido miles de ciudadanos en los últimos años. ¿Las razones? La isla atraviesa por una de sus peores crisis a causa de las secuelas que han generado fenómenos naturales como huracanes y temblores.

Los habitantes de Haití han padecido hambre. De acuerdo con la ONU, de los 11.5 millones de haitianos, alrededor de 4 millones padecen inseguridad alimentaria.

Además, Haití se ha vuelto un país inseguro y en los últimos meses ha habido inestabilidad política. El 7 de julio, su presidente, Jovenel Moïse, fue asesinado por un grupo armado que ingresó a su residencia.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la ONU intervenir en Haití para atender la situación. El mandatario ha dicho que la ayuda humanitaria que envió su gobierno ha tardado en ser entregada debido a la inestabilidad social en la isla.

¿Qué pasa con los haitianos en Estados Unidos?

José María Ramos, investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública de El Colegio de la Frontera Norte, explicó que las diferencias políticas entre republicanos y demócratas, así como entre el gobierno de Joe Biden y el gobernador de Texas, Greg Abbott, también han propiciado que los migrantes haitianos permanezcan en México.

“Hay una tensión con el gobernador de Texas, quien tiene una posición muy contradictoria con el gobierno federal de Joe Biden; entonces, es un asunto de política interna que está afectando a México”, advirtió el académico.

Hace unos días, en sus redes sociales, el senador Ted Cruz acusó al gobierno de Biden de no permitir vuelos de deportación a Haití, lo que ha impactado a México porque esos migrantes cruzaron la frontera hacia territorio mexicano para instalar un campamento.

“Hace unos días, Joe Biden tomó la decisión política de no permitir vuelos de deportación a Haití. Este es el resultado directo de esa decisión”, planteó.

El gobierno de Estados Unidos decidió reducir los vuelos para deportar migrantes desde Estados Unidos tras la crisis política por la que atraviesa la isla.

El profesor Ramos sostuvo que atender el flujo migratorio corresponde tanto a México como a Estados Unidos; sin embargo, de parte del gobierno de Biden, a pesar de que se acordó que destinaría 4,000 millones de dólares, no se han entregado recursos para los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

El presidente de México ha propuesto a Estados Unidos invertir en Centroamérica en programas como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro, lo cual, afirma, permitiría evitar que en seis meses 330,000 ciudadanos dejen sus comunidades de origen.

Óscar Misael Hernández, investigador del Departamento de Estudios Sociales de El Colegio de la Frontera Norte, señaló que se prevé difícil que el gobierno de Biden invierta a la brevedad, más cuando desde México se han mandado ciertas señales que no le han gustado a Estados Unidos.

“México está delegando parte de su responsabilidad en Estados Unidos para invertir en esos países, pero, por otro lado, no sé si funcionen a favor del gobierno de López Obrador escenas como la invitación de mandatarios non gratos para el gobierno de Estados Unidos a la Celac”, destacó.

México podría aprovechar la mano de obra

Algunos haitianos han comenzado a ver en México una segunda oportunidad. Por ello es que en oficinas de la Comar se ven filas de ellos tramitando su asilo. Sin embargo, el comisionado Andrés Ramírez ha advertido que es difícil que obtengan refugio.

“Los haitianos en realidad no son refugiados desde nuestro punto de vista, porque no vienen bajo ninguno de los elementos propios de la definición de refugiado”, dijo hace unos días.

De acuerdo con especialistas, hasta un 60% de los migrantes que son deportados de Estados Unidos intenta reingresar a esa nación.

El profesor Hernández advirtió que México podría darle empleo a esos migrantes, porque sin duda aquellos que en sus países de origen no tienen opciones de desarrollo volverán a intentar llegar hacia Estados Unidos.

“No ha visto el potencial que puede representar para un país como México integrar a familias migrantes que así lo deseen (…) No hemos aprehendido de la experiencia histórica que tiene México de puertas abiertas de los años 30, 70 y 80”, señaló.

Agregó que cuando las fronteras se cierran más es cuando los desplazamientos humanos se incrementan.

Hernández también lamentó que en el gobierno de López Obrador se haya aplicado un trato diferenciado entre migrantes de Haití o Centroamérica y los de Afganistán.

“Fue bastante evidente con las personas afganas versus las personas centroamericanas y, por supuesto, no hay que olvidar a nuestros connacionales desplazados del Itsmo de Tehuantepec y de otras zonas como Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa, que están huyendo de sus comunidades por la violencia”, subrayó.

Comparte la noticia en:

Mauricio Sánchez

Read Previous

Maduro reitera que España debe pedir disculpas por la colonización de América

Read Next

Surge nuevo grupo armado «Fuerzas Armadas de Simojovel» en Chiapas