Fanáticos del deporte

Por Juan Luis Morales

¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

Tal parece que se repetirá la historia de hace 50 años en la Liga Mexicana de Béisbol, esto después de que los Toros de Tijuana empatan la serie a tres juegos por bando (3-3) a los Leones de Yucatán.

Para cuando usted mi amado lector tenga estas líneas en sus manos, ya estará escrito en los principales diarios deportivos, si los fronterizos completaron la hazaña o de plano los “melenudos” no lo permitieron.

La historia que sucedió en 1971, fue cuando los “milagrosos” Charros de Jalisco ganaron el título de liga ante los Saraperos de Saltillo, los de la capital del estado estaban (3-0) en la serie, pero los de la “Perla Tapatía” se recuperaron hasta el grado de levantar la copa que los acreditaba como los monarcas del circuito.

Ese equipo de Jalisco era dirigido por el manager Benjamín “Cananea” Reyes y vencieron a los favoritos Saraperos, ese equipo de Saltillo tenia en su timón a otro maestro del béisbol Tomas “Sargento” Herrera.

“Cananea” siempre fue reconocido por ser un manager muy disciplinado, pues en ese tiempo tenía tres lanzadores importantes como, Cecilio Acosta (5-3. 1.55), Guillermo Raygoza (9-6. 2.75) y Enrique Romo (10-9. 3.02).

Como ustedes pueden observar eran tres serpentineros de primera línea, pero el manager prefirió mantener la disciplina dentro de su escuadra sobre cualquier cosa. Así que Saltillo inició la serie como el favorito.

Los Saraperos iniciaron ganando en el Estadio Tecnológico de Guadalajara, primero 7 carreras a 1, y en e segundo se la serie volvieron a salir victoriosos, pero ahora por pizarra de 6-3, colocándose más cerca del título.

La situación se empezaba a complicar para los Charros, ya que la serie se trasladaba al Estadio Francisco I, Madero casa de los Saraperos. En el tercero de la serie los de la capital de Coahuila se impusieron de nuevo por marcador de 6-3, colocándose a un paso del título del circuito veraniego.

Ya todo mundo daba por hecho el campeonato de los Saraperos, así como sucedió ahora que Yucatán, estaba arriba en la serie (3-0). Todo era cuestión de tiempo. Probablemente el día 14 de agosto fue clave para Jalisco, pues llovió y no hubo juego, esto le dio frescura al pitcheo de los Charros.

El 15 de agosto empieza la reacción de la novena del “Cananea”, Pablo Torrealba lanzaba por Jalisco y el cubano Andrés Ayón por los Saraperos, en donde los Charros ganaron por 6 carreras a 3. Con esto respiraban oxígeno puro.

Para el quinto desafío Tomas Herrera manager de los Saraperos, envió a la lomita al pitcher Felipe Leal, mientras que Maximino León tiró por los Charros, este juego lo ganaron los de Jalisco por pizarra de 4 carreras a 2.

La serie regresaba al Estadio Tecnológico de Guadalajara, el martes 17 de agosto los Charros vinieron de atrás, ya que iban perdiendo 2-0 pero al final ganaron 3 carreras a 2. “Cananea” utilizó al relevista Manuel Lugo como abridor y derrotó al estelar Ramón “Tres Patines” Arano.

Un imparable del estadounidense Bill Palier, mandó las dos carreras del empate en el cuarto inning y después un sencillo de Clemente Rosas impulsó la carrera del triunfo y de esta manera se empataba la serie a tres juegos por bando.

El manager “Cananea” Reyes, sólo esperaba que el relevista Manuel Lugo le lanzara cuatro entraditas para salir del apuro y miren que cosas del destino, Lugo le lanzó el juego completo (las 9 entradas).

El miércoles 18 de agosto era el juego decisivo, Pablo Torrealba iniciaba por los Charros y André Ayón por los Saraperos, pero no fue la noche del estelar cubano.

Charros anotó una en el primer rollo, así se fueron hasta el sexto inning, Torrealba colgaba seis ceros, Bill Palier conectó palo de vuelta entera que ponía la pizarra 3-0, esto provocó la locura en el Estadio Tecnológico de Guadalajara.

Más adelante, Francisco Campos con cuadrangular e imparable de Francisco Menchaca, Jalisco anotaba otras dos carreras para llegar a cinco, Saraperos respondió con un jonrón de Jungla Salinas en la novena, pero de nada sirvió y finalmente el juego terminó 5 carrera a 1. Torrealba se alzó con el triunfo.

De esta manera los Charros de Jalisco se proclamaban campeones de la temporada 1971. Esta gran hazaña que lograron los de “Cananea” Reyes, nunca más en la historia de la Liga Mexicana se ha vuelto a repetir.

Esta ha sido la única ocasión que ha sucedido en una serie final, ahora llamada Serie del Rey. ¿Podrán los Toros de Tijuana de Homar Rojas lograr la misma hazaña? Eso está por verse hoy (ayer) en el séptimo y definido encuentro…

 A continuación, les presentaré el roster de los “milagrosos” Charros de Jalisco.

Bateadores: Clemente Rosas, Benjamín Cerda, William “Bill” Parlier, Roberto Méndez, Francisco “Cisco” Campos, Francisco Menchaca, Lauro Villalobos, Roberto Castellón, Jesús Mora, Jaime López, Benjamín Reyes, Mario Salazar, Víctor Sauceda, Jaime Corella y David Ochoa.

Lanzadores: Cecilio Acosta, Manuel Lugo, Pablo Torrealba, Guillermo Raygoza, Enrique Romo, Tomás Armas, Maximino León, Ernesto Córdoba, Antonio Pollorena, Edward Smith, Javier Reyes, Durant Cooper y Juan Guillen. Todos ellos comandados por el manager Benjamín “Cananea” Reyes.  

Esa temporada del 1971 Andrés Ayón jugó para Piratas de Sabinas y Saltillo, terminó con marca de (12-6 y efectividad de 1.22), pero no pudo ayudar a su equipo, él era la esperanza de los Saraperos….

Todo ser que respire, que alabe a DIOS. Recuérdalo siempre…

DIOS ME LOS BENDIGA…

¡¡¡HASTA LA PRÓXIMA…MI AMADO LECTOR…SI EL TODOPODEROSO…LO PERMITE!!!

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Ser persona

Read Next

Trizas y Trazos