Trae Zabaleta a Matías Gruener marcando el paso

Desde que decidió dedicarse a la música y a la actuación, Matías Gruener ha tenido que aguantar la presión que ejerce sobre él su madre Susana Zabaleta, quien lo trae bien cortito.

Aunque tiene un maestro de canto que le imparte clases en su casa, el hijo menor de la originaria de Monclova, Coahuila, ha tenido que tomar muy en serio su preparación a petición de su madre.

“La verdad es que sí me ha dado en mi madre bastante. Mi mamá me ha traído en friega”, confesó Matías, quien se abre paso como cantante.

“Tengo un maestro de canto que viene a mi casa y cantamos, luego también mi mamá, todas las noches siempre me dice: a ver, vamos a repasar. Me pone unos trabajos… ella se pone al piano y me acompaña”.

A pesar de que lo trae marcando el paso en su crecimiento artístico, el joven de 15 años está agradecido por el apoyo que recibe de Zabaleta.

“Doy gracias por tener una mamá así. Ella me ha enseñado muchas cosas. A la hora que estoy cantando ella se convierte en mi maestra”.

El hijo menor de Zabaleta y el cineasta Daniel Gruener decidió emprender su carrera como solista con el lanzamiento del sencillo “Dame lo que Hay”.

Su faceta en solitario la compaginará con sus compromisos como integrante del grupo juvenil LemonGrass, al que se unió hace unos meses.

Con LemonGrass su propuesta es pop y como solista apostó por el jazz.

“Ambas carreras van en paralelo, va a ser un reto muy divertido, estoy emocionado al respecto, quiero ver qué se viene”.

“Dame lo que Hay”, original de Alex Soto, señaló, la grabó antes de integrarse a LemonGrass, pero estaba esperando el momento adecuado para su lanzamiento.

En cuanto a su estilo como solista, contó, se decidió por el jazz-pop porque quiere ofrecer algo nuevo al público.

“Una vez me dijo un tío ‘si te vas a lanzar como solista, no hagas lo que todo el mundo está haciendo. Dicho y hecho. El jazz es algo que están olvidando mucho. Yo quise grabar jazz por el hecho de querer ser diferente y no irme por todo lo que el mundo está haciendo”.

La carrera de Matías inició hace siete años en el Teatro de los Insurgentes en su debut en el musical Los Locos Addams, que protagonizó su madre Susana Zabaleta.

Su segunda oportunidad la recibió en la obra A los 13 y desde entonces decidió convertirse en cantante y actor.

“Seguí buscando, pero llegó la pandemia, grabé este primer sencillo, después entré a LemonGrass y estoy encantado”.

Confesó que no estaba en sus planes formar parte de un grupo, pero se le presentó la oportunidad y la aceptó.

Aunque suena un poco descabellado ser solista y estar en grupo, Matías no se arrepiente y está decidido a llevar ambas carreras.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Demanda Verónica Martínez presupuesto equitativo y justo para Coahuila

Read Next

Registra Ssa 221 muertes más por Covid; suman 267,969