“Vayan y vean cómo se mueren nuestros hijos”

Llegaron de todo el país, Monclova y otras ciudades de Coahuila presentes, en la protesta nacional en la que exhibieron la indolencia del Gobierno de la Cuarta Transformación.

Especial

“¿Doctor Alcocer, qué haría usted por la vida de un hijo o una hija? ¡No somos golpistas! Señores del Gobierno, vayan a los hospitales, vean cómo mueren los niños”.

Así fue el grito de Israel Rivas, padre de Dana y vocero del Movimiento Nacional por la Salud, en la marcha para demandar quimioterapias para los menores.

Padres y madres de niños con cáncer, pacientes con la enfermedad y activistas realizaron un mitin frente al Hemiciclo a Juárez.

Desde el templete instalado en Avenida Juárez, Rivas agradeció la participación de 67 organizaciones sociales y de miles de personas que han apoyado la marcha “Quimios Sí”, que partió a las 11:30 del Ángel de la Independencia.

Llegaron de todo el país, Monclova y otras ciudades de Coahuila presentes, en la protesta nacional en la que exhibieron la indolencia del Gobierno de la Cuarta Transformación, que no aporta ayuda alguna, los niños de mueren de cáncer y no hay ayuda a las familias para evitar las muertes, para apoyar a hacer más llevadera esta etapa y apoyarlos en este duro cáliz de vida.

De acuerdo con conteos de la Policía Capitalina, al menos 2 mil 300 personas participaron en esta actividad.

Entre ellos, y quien también dirigió un mensaje en en micrófono está Rodrigo, papá de Luca, quien perdió la lucha contra la enfermedad y pidió acciones para evitar que más niños fallezcan.

Luis Fernando Reyes, papá de Gael, resaltó la lucha por los medicamentos y solicitó el abasto suficiente.

En tanto, Andrea Rocha, abogada de niños con cáncer, advirtió que emprenderán acciones legales para que se transparenten los contratos de compra de medicamentos.

Del mismo modo, dijo que continuarán interponiendo amparos y, si no responden, llevarán su lucha ante instancias internacionales.

Rosa Areli Hernández, mamá de Jonathan, quien fue diagnosticado con leucemia hace tres años, indicó que se ha enfrentado al desabasto de medicamentos en ese lapso.

“Es un golpe económico. Muchos papás que se tienen que trasladar a otras entidades. Estamos con el temor, estamos con el miedo de que no haya el medicamento y nuestro hijo pudiera tener una recaída”, expuso.

“Ojalá que en los puestos políticos, en los puestos de alta estima no solamente se pidiera como requisito que la gente tuviera estudios, que tuviera una carrera, sino que llegara gente empática, que sepa del dolor.

“Yo soy una madre que no me importa estar etiquetada. Por mi hijo no importa ser etiquetada. Queremos seguir y si mi hijo lucha, yo voy a seguir luchando. Si a mi hijo no le importan los piquetes, yo voy a luchar. No somos 20, somos muchos más. Mi hijo es Jonathan y mi hijo quiere vivir”.

Al evento también acudieron integrantes de la familia LeBarón quienes externaron su apoyo a la causa.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Monitorea Paredes la aplicación de vacuna

Read Next

Construyó Coahuila su modelo de seguridad