Ermita 318

Por Jesús Medina González

AH QUÉ CÁBULAS…

No sabemos de quién haya sido la idea de invitar a la ex diputada ZULMMA BERENICE GUERRERO a la inaugural del William Sport en Sabinas.

La quieren hacer del agrado de la gente pero la ex presidenta del DIF en la Hospitalaria Sabinas no se quita la mancha de una familia en la que el jefe del clan robó a los sabinenses.

Aunque se haya cambiado de partido, el pasado la persigue como aullido de coyote en calle desolada.

Por eso ayer que la presentaron en la justa deportiva no faltaron los gritos “no se vayan a robar las bases, cuídenlas”.

El ex alcalde IGNACIO LENIN PÉREZ LUCIO, procesado por Robo, es esposo de ZULMMA BERENICE GUERRERO, por eso se requiere aclarar, el ladrón es el marido, así es que se hubieran ahorrado los gritos.

ESTRATEGIA ACERTADA…

Justo en los días que se dan las calificaciones de seguridad para las entidades y las certificaciones en este rubro, Coahuila destaca como el más seguro en el ranking de los primeros tres sitios.

No es nuevo este tema.

Pero ayer era hora de recordar los logros en seguridad, porque son tiempos de certificación y de preparar estrategias.

En Coahuila las cosas están bien en seguridad.

La Estrategia en la Administración RIQUELME SOLÍS lo ha demostrado desde el principio del sexenio, que comenzó la operatividad con uno de los policías más experimentados en rango internacional como es el caso del Maestro JOSÉ LUIS PLIEGO CORONA, que dejó bases que sin referencias para punto de partida.

La Estrategia RIQUELME ya venia con los actuares del mismo Gobernador en sus tiempos de alcalde de Torreón y su limpia contra la delincuencia, seguida en sus tiempos de Secretario de Gobierno, con acciones quirúrgicas que limpiaron al Estado de criminales.

Por eso…

Qué más se puede decir?

Vaya análisis que hace el Maestro DARÍO CELIS acerca de la fallida estrategia de seguridad de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

A los mandos policiales de Estados Unidos no les convence el abrazos y no balazos de AMLO.

Por eso es casi un hecho que se apliquen estrategias  al más alto estilo de forajidos.

Donde vengan por los delincuentes y se los lleven a cómo de lugar.

En Coahuila se han dado varios casos.

En la Carbonífera dos mineros fueron entregados a la brava por agentes ministeriales a las autoridades norteamericanas y también recordemos cómo en el caso del Aeropuerto AHMSA en el 90 del Siglo XX los agentes de la DEA residentes de Nuevo León y de Ciudad de México asistieron al operativo llevado a cabo en el amanecer del 4 de febrero del citado año.

O también el caso del Rancho Potrero en Múzquiz, donde familiares de un ex Presidente de México, LUIS ECHEVERRÍA, se escondieron para evitar el arresto por la muerte del agente ENRIQUE CAMARENA.

A los gringos se les acaba la paciencia.

ES MUCHA TOLERANCIA…

México se convirtió ya en el principal problema para la seguridad interna de Estados Unidos. Desde hace meses nuestros vecinos hicieron a un lado la diplomacia para dar paso a los generales de cuatro estrellas.

Desde que el jefe del Comando Norte, GLEN VANGERCK, dijo en marzo pasado que alrededor de 35 por ciento de México era controlado por narcos, el Pentágono estrechó más el trabajo de inteligencia. Pero no con cualquier sector de la milicia.

NO HAY CONFIANZA…

Los militares estadounidenses no confían en sus colegas de la Secretaría de la Defensa Nacional, que capitanea LUIS CRESENCIO SANDOVAL.

Como en el gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO les inspiran más seguridad los marinos.

En particular hay uno por el que están apostando.

Se trata del almirante JOSÉ LUIS VERGARA IBARRA.

En el sexenio pasado fue del grupo compacto del entonces secretario de Marina, VIDAL SOBERÓN, a quien en Washington respetan mucho.

Feliz Domingo en Compañía de la Familia.

Hasta Mañana.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

CUANDO EL IXTLERO HABLA

Read Next

Guardan a dos por escandalosos