Bendice Obispo el centro “Sembrando Esperanza”

El Obispo Hilario González, la señora Gloria Dávila de Benavides, el Licenciado Gerardo Benavides Pape y el padre Eduardo Neri Frías.

Por Luis Ángel Estrada

Con la presencia del Obispo de la Diócesis de Saltillo, Hilario González García, se llevó a cabo la bendición de las instalaciones de un Centro de Terapias ubicado en la calle Morelos, del primer cuadro de la ciudad.

En dicho centro apoyan a niños discapacitados de escasos recursos, a través de la Fundación ‘Sembrando Esperanza’ que dirige el padre Eduardo Neri Frías.

En el evento se tuvo como invitados especiales al empresario Gerardo Benavides Pape y a su esposa Gloria Dávila de Benavides.

“Ya tenemos varios años y el primer programa fue a través de becas que conseguíamos para que los niños pudieran acudir a los diversos Centros de Atención Múltiple que hay en la región o para hacerse algunos estudios, o para apoyos de su transporte y medicinas”, comentó Neri Frías.

Dijo que el segundo programa fue instalar un centro de atención con terapistas especializadas y por fortuna lograron adecuar dicha casa en la calle Morelos.

Las terapias que se darán a los niños son físicas, ocupacional, de lenguaje, comunicación y pedagogía; siendo alrededor de 20 niños los que están acudiendo por las tardes, contando con cuatro terapistas profesionales y la recepcionista.

Agregó que la idea es extender los servicios al horario matutino con el objetivo de que sean más niños, además tiene la idea de construir más salones porque serán más niños los beneficiados.

Comentó que la gente que ocupa del mencionado centro se le pide una cooperación, pero si no la puede dar, no hay problema, porque al final de cuentas es para los niños de escasos recursos.

HAY QUE SEGUIRSE CUIDANDO: OBISPO

En relación a pedir un certificado de vacunación para que los feligreses puedan ingresar a las misas, el Obispo Hilario González García comentó que todo depende de la facilidad que se tenga para obtener uno, ya que se tienen que considerar muchos factores.

“Sabemos que nuestras celebraciones son de máximo una hora y creemos que no hay una situación de peligro, porque no es lo mismo de ir a un bar, una fiesta o concierto, los cuales tienen mayor duración”.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Sí hay insulina en la Clínica 7

Read Next

Con retrasos aplican vacunas a los de 40