Esperan aminorar impacto por paros

La cadena de proveeduría automotriz espera que la diversificación de su clientela les permita aminorar el impacto que habrá en la región Sureste a consecuencia del paro técnico en General Motors durante las próximas dos semanas.

Sergio Alain Aguilar Guerra, delegado del Comité de Vinculación de la Asociación de Industriales y Empresarios de Ramos Arizpe (AIERA), explicó que el servicio que presta la micro, pequeña y mediana empresa a otras compañías nacionales e internacionales pudiera subsanar la afectación que habrá por la detención de actividades en la armadora.

“La cadena de proveedores que tenemos en Ramos Arizpe se ha visto disminuida, sin embargo, también han hecho bastante trabajo para seguir adelante. Algunos proveedores han bajado de tres a dos turnos, pero se han mantenido. La ventaja es que los componentes que se realizan aquí no van específicamente a las plantas de GM, sino que también se surte a Honda, Toyota, y demás que están en todo México e inclusive exportaciones”.

Martín Rosales Flores, presidente de la Cámara del Comercio de Canadá en Saltillo, coincidió en que se espera que la proveeduría como Magna y Martinrea pueda subsistir ante el freno de producción de General Motors derivado de la escasez de semiconductores.

“Sí les afecta lo que pasa en General Motors, aunque tienen otros clientes. Normalmente tienen ramificado en porcentajes y, en este caso, les afecta en cierto porcentaje. Ellos siguen operando y esperan que esta situación pase pronto”.

La armadora confirmó que, ante la falta de microchips, fue necesario programar una nueva detención en las líneas de las plantas Motores, Ensamble y Transmisiones durante toda esta semana y la siguiente.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Plática dominical

Read Next

Llega competencia de pesca a Ramos