Se estrena Dafne Almazán, mexicana prodigio, en la música

Cuando apenas tenía 13 años, Dafne Almazán se convirtió en la psicóloga más joven del mundo. Todo un logro, pero encontró más metas por cumplir y desde entonces ha cursado posgrados en Harvard e incluso está por terminar un doctorado en la Universidad de Liberty.

“Las personas pueden pensar que te tienes que especializar, y así es en áreas como la medicina, pero eso no impide saber de todo. Encasillar a alguien porque le gustan las matemáticas no debería pasar; tenemos que impulsar que los niños”.Dafne Almazán,cantante y maestra
La mexicana prodigio está acostumbrada a concluir sus grados académicos antes de lo previsto, pero se ha encontrado con una carrera que le tomará más tiempo: la música, su nueva pasión, a la que se dedica tanto en sus estudios de licenciatura como en el lanzamiento de sus propios temas.

“Es un proceso muy diferente por la práctica para mejorar. El canto no hay manera de que lo domines más rápido, lleva sus años. Esta carrera la planeo acabar en cuatro años. Cantar es una sensación muy padre porque la música puede llegar más, transportar y llegar a las personas más que las palabras.

“Soy fan del teatro musical y cuando empiezo a cantar para mí es como conectarme con el personaje que estoy interpretando o la canción que estoy cantando. Primero uno debe entrar en un papel y sentirlo para transmitirlo a los demás”, compartió la joven, en entrevista virtual.

Dafne, de 19 años, empezó a tocar piano a los cuatro años, si bien decidió tomar clases finalmente a los 15. Por su talento, la convencieron de ingresar a la licenciatura de música en la Universidad Panamericana.

En su nueva faceta ya compuso y lanzó su sencillo de debut, “Hoy No Estás Aquí”, que formará parte de un EP que ambiciona terminar a finales de año, con canciones que, afirmó, serán contrastantes entre sí.

“Siempre me ha gustado crear historias y escenarios, por eso quería probar a componer. El primer intento terminó en una canción completa, por eso estoy trabajando en un disco con baladas y otro tipo de canciones, para ver cuál es mi estilo”, dijo.

Además de admirar voces como la de Whitney Houston, la maestra en educación se inspira en figuras históricas, como Leonardo da Vinci, quien es un ejemplo de capacidad interdisciplinaria.

“Hay muchos estereotipos y las personas pueden pensar que la especialización te encasilla, pero en Harvard imparten una carrera donde aprenden de muchas cosas, y a eso deberíamos regresar.

“Para formarnos y desarrollarnos completamente necesitamos saber de deportes, trabajar el lado artístico y académico”, consideró.

Dafne ha descubierto conexiones entre sus diferentes pasiones, por lo que diversificarse no la aleja de sus metas en la aplicación de modelos educativos.

“Cuando acabe la carrera quiero ir a la parte de enseñanza de la música. Creo que puede apoyar al desarrollo de los niños superdotados desde chiquitos. Desde la psicología han habido muchas investigaciones sobre cómo puede apoyar como terapia.

“En el doctorado trabajo en sistemas especiales para niños superdotados y cómo influyen, lo estoy orientando a la parte matemática, pero también puede incluir la musical. Quiero aterrizar así lo que he estudiado todos los años”, detalló.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Multará INE a partidos por mismos errores del pasado

Read Next

Catea FGR oficina de empresa que usaba Pegasus para espiar