Golding quiere sorprender encarnando a Snake Eyes

Emilia Clarke y Constance Wu se sorprenderían al ver lo salvaje y violento que se puede poner Henry Golding, el galán de sonrisa encantadora que les robó el corazón en las comedias románticas Last Christmas: Otra Oportunidad para Amar y Locamente Millonarios.

“Es muy loco tener mi propia figura de acción. Yo crecí jugando con muñecos en la escuela y en casa. Pensar que ahora habrá niños imaginando ser Snake Eyes es divertido”.Henry Golding,actor
Actor y modelo británico de ascendencia malasia, Golding se convirtió en un letal guerrero ninja, capaz de acabar a sus enemigos a puño limpio o con metralletas, ninjaken o katanas, en G.I. Joe: Snake Eyes, que llega a los cines este jueves.

“Esto requirió un set enteramente de habilidades, para empezar con el físico que requería el personaje. Es algo que realmente quería hacer con todas mis fuerzas. Creo que le volará la cabeza a mucha gente que no me ve pateando tantos traseros como lo hago”, admite Golding, orgulloso, en una videollamada.

“Abre un nuevo mundo para mí en cuanto a roles para escoger y películas que me pueden interesar. Especialmente en un personaje como Snake Eyes, debes ser capaz de interpretar las escenas de combate a un alto nivel”, agrega.

Por suerte, no tuvo nada que lamentar ni durante los cuatro meses de entrenamiento, ni durante el rodaje en Vancouver y Tokio, donde las secuencias de acción estuvieron a cargo del mítico coordinador de peleas Kenji Tanigaki (Samurái X).

“Mi hombro dolía por los movimientos con la katana, mis rodillas ardían y no sentía mis piernas. Pero nada serio”, bromea.

Silencioso y casi infalible, Snake Eyes es uno de los miembros más populares de la unidad de élite que nació como figuras de acción para después dar paso a series animadas, videojuegos y más.

Reboot de la franquicia fílmica, G.I. Joe: Snake Eyes es también un salto al origen del guerrero y a su entrenamiento en el clan Arashikage, aunque un tanto divergente a los mostrado en las historietas, todo con licencia de su creador, el escritor Larry Hama.

“Snake Eyes, antes de la máscara, es un joven problemático que ha tomado muchas malas decisiones y caminos que acabarán terriblemente. Esta película es sobre él convirtiéndose en hombre, tomando las decisiones correctas, encontrando su propósito”, explica.

En El Origen de Cobra, de 2009, y El Contraataque, de 2013, la responsabilidad cayó en el experto artemarcialista Ray Park, famoso por dar vida al acrobático villano Darth Maul en Star Wars.

Golding, de 34 años, agradece que le hayan dado la oportunidad en esta ocasión a pesar de no tener antecedentes en el cine de acción y peleas, pero valorando su capacidad interpretativa.

Porque si bien las anteriores entregas cinematográficas trataban a los Joe’s como superhéroes, en la película de Robert Schwentke todo es más aterrizado, rasposo y tradicional.

“Para mí se trató de hacerle justicia al personaje. Es importante tomar saltos de fe así, aplaudo que los productores aceptaran que nos enfocáramos en el desarrollo del personaje más allá de los atributos físicos de un actor.

“Nuestra meta fue contar la historia lo mejor que podíamos y dar dimensionalidad al personaje”.

La estrella tiene frescos muchos momentos del rodaje, pero entre sus favoritos está cuando se puso los emblemáticos traje y máscara negros del personaje por primera vez, y se sintió “todopoderoso”.

“Caminaba por ahí y todos se quedaban mirando. Te sientes como un rey, porque escuchas muchos: ‘Oooh’. Es genial”.

La cinta también cuenta en su elenco con Samara Weaving, Andrew Koji, Úrsula Corberó, Haruka Abe y Peter Mensah, entre otros.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Dos positivos en novena mexicana para Tokio 2020

Read Next

Solicita CNDH medida cautelares para Buscadoras de Sonora