Papá soltero por decisión

La madre de la pequeña no estaba preparada para formar una familia.

Por Carolina Salomón

Albert Robles, no le hallaba sentido a la vida hasta que tuvo una hija, de la que se hizo responsable desde los 6 meses de nacida después de que su madre no se sintiera preparada para criarla y formar una familia.

Al principio pensó que no podía con esa responsabilidad, sin embargo, fue aprendiendo a distribuir su tiempo de una forma eficaz para formar, orientar y amar a su niña.   

Hoy Sofía Raquel tiene 10 años, una edad en la que hace muchas preguntas como por ejemplo el por qué mamá y papá no estén juntos.

Pero son preguntas que el mismo Albert ha sabido responderle para que nunca pierda el amor hacia su madre, quien ya hizo su vida con otra persona, pero de vez en cuando convive con la niña y existe la comunicación.  

La mamá de la pequeña y Albert siempre fueron amigos y la relación se dio de un momento a otro, lo mismo pasó con el embarazo.

Pero la madre de origen americana no estaba lista para tener un bebé, algunas veces pensó en abortar porque no quería tener hijos, no quería responsabilidades.

“Yo le dije que yo criaba en este ambiente a la niña, así que el embarazo continúo y a los 6 meses empecé a criar solo a Sofía”, dijo.

LE ENCUENTRA SENTIDO A LA VIDA

“Antes de que ella naciera no le hallaba mucho sabor a la vida, anduve perdido, en fiestas, en la bebida y no le hallaba sentido a la vida y de repente  me dejan caer una niña de la nada, nació ella y tuve que ir aprendiendo de pañales y citas con el doctor”, indicó.

Mencionó que a la gente le llama la atención que es un padre soltero, pero detrás de todo eso hay muchas noches desvelo cuando su niña enferma o cuando era muy pequeña, o por atender sus necesidades, la escuela.

Sin embargo, expresa: “Es un trabajo que no lo cambiaría por nada”.

Albert es originario de ciudad Acuña, aunque su infancia la vivió en Monclova y después se fue a vivir a Estados Unidos donde lleva 40 años radicando. 

Tiene también otra pequeña de nombre Génesis Anahí, de apenas 3 años a la cual no puede ver porque su madre se opone a ello, pero él como todo padre responsable sigue cubriendo sus necesidades hasta Canadá, país donde se encuentra desde hace algún tiempo.  

SUEÑA CON REUNIRSE CON SU OTRA HIJA

“Desgraciadamente no convivo mucho con ella porque su mamá se opone, he tratado de llevarme bien con ella pero no funciona porque vive en Minnesota, pero espero que día Dios nos pueda unir y Sofía pueda convivir con su hermana”, indicó.

A los 21 años de edad se casó, duró 9 años con su ex esposa quien lamentablemente le falló y por ello decidió pedirle el divorcio.

“Me afectó el divorcio, me jugaron mal y desde ahí dejé de creer en el amor, fue cuando me fui para abajo y me decepcioné porque vengo de una familia donde mis padres han estado juntos desde que se casaron y yo no pude seguir el mismo camino”, dijo.

Detalló que después mantuvo una relación con su amiga, la madre de su hija mayor “de primero si me dio miedo, dije a donde voy con esto, luego se vino el embarazo sin planearlo”.  

“Si la relación ya no funcionaba con ella, yo me propuse a hacer lo mejor para mi hija, trato de llevarme bien con las dos mamás, lo hago por el bienestar de las niñas, no me gustaría que crecieran en un ambiente donde hay enojo, rencor y peleas”, señaló.   

La madre de Sofía ella está involucrada en la vida de ella pero ya se unió en matrimonio y toda la responsabilidad la ha tenido Albert desde que tenía 6 meses de nacida.

Agregó que en estos momentos no tiene planes de tener familia, “no quiero probar con una y con otra y que ella vea eso, seguiré soltero y dedicando mi tiempo a ella”.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

“Marcelino murió de tristeza por Ernesto”

Read Next

Asume Guardia Nacional vigilancia en aeropuertos