Recibirán ínfimas pensiones deudos de mineros muertos

Rancherías, Municipio de Múzquiz.– De acuerdo a la ley que rige al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las esposas e hijos de los trabajadores fallecidos en la cueva de carbón de la empresa Micarán recibirán pensiones mínimas, de 50 y 25 pesos diarios, ya que los cuatro que estaban afiliados y los 3 inscritos tras el siniestro fueron registrados con el mínimo salario posible.

De acuerdo con el cálculo efectuado por un especialista a partir de los datos obtenidos del Instituto, las esposas de los mineros recibirán una pensión de 50 pesos y 40 centavos diarios, en tanto para los hijos menores de edad y hasta los 16 años será de 25 pesos con 20 centavos, lo que respectivamente representa un ingreso mensual de mil 512 pesos para las viudas y 756 para los descendientes. Estos podrán ampliar el beneficio hasta los 25 años si comprueban estar estudiando.

El monto de dichos pagos está normado, así como el deber del Instituto de pagar las pensiones tanto a los obreros fallecidos que estaban afiliados como a los que fueron registrados extemporáneamente, por lo cual el anuncio del Presidente López Obrador en el sentido de que ordenaría entregar pensiones a todos los beneficiarios es solo cumplir una obligación legal, señaló el experto.

El registro parcial de los trabajadores en cuevas, pozos y pequeñas empresas es práctica ilegal usual en la Región Carbonífera, al igual que su afiliación con salarios mínimos falsos. De acuerdo con la información aportada por el IMSS, fue lo que hizo Micarán y que salió a luz en el caso de las siete víctimas del siniestro en su cueva.

Información recabada entre los trabajadores de la empresa indica que realmente recibían semanalmente como mínimo, en efectivo, entre 1,200 y 1,400 pesos, sin ningún tipo de comprobante y no estaban informados sobre la afiliación al Seguro Social.

REGISTRO CON PRESTANOMBRES

Aunque es de conocimiento general que Micarán es propiedad de Eduardo Rubén Moreno Martínez, como el mismo lo reconoció ante reporteros el primer día antes de desaparecer, la empresa está registrada bajo la identidad de otras personas, en lo que también es conducta usual de los empresarios carboneros, utilizar prestanombres.

En la inscripción de Micarán en el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía Federal, copia de la cual tiene INFONOR, aparecen como socios aportantes para la constitución de la sociedad, con el capital mínimo de 50 mil pesos, Sergio Antonio Ramos Valdés, con 25 mil pesos y derechos a 25 acciones de valor unitario de mil pesos, como en iguales términos se señala de segundo socio a Jesús Enrique Sánchez García.

La escritura pública fue formalizada en Sabinas, Coahuila, por el notario público 5, Juan José Castañón González. Señala como fecha el 12 de abril de 2018 y domicilio en Calle Moctezuma #32, colonia Tiro # 3, en Palaú. En ella se establece que Jesús Enrique Sánchez García fue designado como Administrador Único y Representante Legal, otorgando todos los poderes para el ejercicio de sus funciones.

El registro designa como objetivo principal “la compraventa, exploración y explotación de carbón mineral, extracción de carbón en minas de profundidad, tajos a cielo abierto, pozos verificables de carbón y otra retahíla de posibilidades mineras y financieras.

Son los mismos conceptos que se refieren en la escritura constitutiva de la empresa hermana Carkim Industrial S.A. de C.V., elaborada en este caso en Guadalajara, Jalisco, por el corredor público número 21, Rolando Félix de Jesús Álvarez Barba, el 9 de septiembre de 2016 y domicilio genérico Sabinas, Coahuila.

Constituida también con el capital mínimo requerido y duración indefinida, aparecen como socios Francisco Flores Armenta, con aporte de 25 mil pesos y derecho a 25 acciones, y María del Cármen Delgadillo Infante, en los mismos términos.

En Carkím si aparece Eduardo Rubén Moreno, designado por los supuestos socios como Gerente General de la empresa con los poderes necesarios para su actuación, en tanto se indica a Francisco Flores Armenta como Administrador General Único.

En carta adjudicación emitida por la Comisión Federal de Electricidad el 20 de agosto de 2020 en Nava, Coahuila,, de la cual INFONOR tiene también copia, se otorgó a Carkim un pedido de “carbón mineral con las características de Sabinas” por 21 millones 224 mil 41 pesos con 20 centavos, de acuerdo con una oferta presentada por la empresa con la misma cantidad el 18 de agosto de 2020.

Como domicilio de Carkim, la carta de adjudicación marca Bulevard Paseo Leones 225 Interior B, Colonia Reynera, Sabinas, Coahuila y refiere el correo electrónico carkimindustrial2010@hotmail.com. La firman los ingenieros José Antonio García, Superintendente General, y Jesús Martínez Costilla, Superintendente de Producción en funciones, así como las licenciadas Keila Morales Flores, Administrador General en funciones, y Mónica Romo Elguézabal, Jefe de Oficina de Compras, todos de la Central José López Portillo.

Como han denunciado los propios trabajadores sobrevivientes de Micarán y es de dominio público entre los empresarios del carbón, ambas empresas son propiedad de Eduardo Rubén Moreno y dado que la cueva de Carkím está fuera de operación, el carbón enviado a la CFE para cumplimiento del pedido era el extraído de la cueva de Micarán siniestrada. (Con información de Infonor)

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Exhortan al consumo responsable de recursos

Read Next

Regala DIF Frontera aparatos para hogar