Piden encarcelar a Fujimori otra vez

Un fiscal anticorrupción peruano pidió este jueves prisión preventiva para la candidata derechista Keiko Fujimori por haberse reunido indebidamente con un testigo del caso Odebrecht, mientras el resultado del balotaje presidencial del domingo sigue abierto.

El fiscal José Domingo Pérez pidió, en un oficio al Cuarto Juzgado de Crimen Organizado, “que se revoque la comparecencia con restricciones y se dicte nuevamente prisión preventiva contra la acusada Keiko Fujimori Higuchi”, quien disputa la presidencia de Perú con el candidato izquierdista Pedro Castillo, que tiene una ligera ventaja en el escrutinio.

La candidata pudo postular pese a estar investigada por recibir presuntamente dinero ilegal de la constructora brasileña Odebrecht para sus campañas de 2011 y 2016, cargos que ella niega.

El fiscal José Domingo Pérez hizo la solicitud al juez Víctor Zúñiga, a quien dijo que Fujimori incumplió la prohibición de comunicarse con testigos o coinvestigados del caso. Uno de ellos, según Pérez, es el ex congresista Miguel Torres, quien estuvo ayer con la candidata en una conferencia de prensa.

“Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales”, argumentó el fiscal, cuya solicitud debe ser decidida por el Juzgado.

Fujimori, de 46 años, que disputa la presidencia de Perú con el candidato izquierdista Pedro Castillo, se presentó el miércoles en la noche en una rueda de prensa en Lima para pedir al Tribunal Electoral la nulidad de 802 actas -unos 200 mil votos-, donde estuvo acompañada de Torres Morales, en calidad de asesor.

Castillo tiene una ligera ventaja en el conteo oficial de 50.2 por ciento contra 49.8 por ciento para Fujimori, con 99.998% de las actas escrutadas.

Debido a que no ha sido condenada, la candidata pudo postular en las elecciones pese a estar investigada por recibir presuntamente dinero ilegal de la constructora brasileña Odebrecht para sus campañas de 2011 y 2016, cargos que ella niega.

La candidata, que debe ir a juicio por este caso si no gana la Presidencia, permaneció 16 meses en prisión preventiva, hasta mayo de 2020.

En virtud de la “comparecencia vigilada”, en mayo la justicia peruana impidió que la hija del encarcelado ex Presidente Alberto Fujimori viajara a Ecuador para asistir a un encuentro político al que la había invitado el premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa, que apoya su candidatura.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Le pega Garbage con música a la injusticia

Read Next

Se convulsiona la Copa América en Brasil