Trizas y Trazos

Por Antonio Zamora

Después de la segunda guerra mundial, un joven piloto decidió hacer una peligrosa y larga travesía, utilizando un pequeño avión monomotor…

El reto era grande y requería de mucha energía y concentración…

Avanzando en su viaje, sus instrumentos comenzaron a comportarse en forma extraña y, al investigar, se dio cuenta que llevaba una rata en el avión, que roía los cables…

En ese instante recordó algo que le había enseñado su instructor, dos pun tos y aparte:

“Cuando encuentres ratas en tu vuelo, en vez de gastar tu energía y ponerte en peligro peleando con ellas, ¡elévate!  Elévate lo más que puedas, las ratas no resisten la altura”…

Algunas veces tenemos pensamientos y emociones que son como esas ratas…

Las ratas sólo son los fantasmas creados por nuestros miedos…

Cuando esto nos ocurra debemos tomar distancia del suelo…

Y debemos recordar que podemos dirigir nuestros controles hacia un universo entero de posibilidades y dejar atrás los obstáculos que impidan nuestro crecimiento y desarrollo personal…

Volemos tan alto como nuestros sueños, y cuando sintamos los vientos del peligro, no miremos para abajo, siempre miremos hacia arriba, hacia el azul infinito porque es e es el sitio al cual pertenecemos…

A continuación un  cuento de dos compadres. Pero, advertimos a todos aquellos que al final final podría pensarse se trata de una mala palabra, por lo que sugerimos brincarse hasta donde dice: Revolución del Alma…

Están dos compadres rancheritos reposando a la sombra de un mezquite…

Uno de ellos pregunta al otro (más leído y estudiado), que cómo se sabe si un árbol es “hombre” o “mujer”…

Ambos se quedan pensativos y deciden preguntar al primero que pase por el camino si el mezquite bajo cuya sombra descansan es “árbol” o “árbola”…

Por el camino ven venir al doctor del pueblo, hombre de edad y muy trabajador, y se dicen así mismos:

-El doctor si ha de saber…vamos preguntándole-…

Doctor, doctor. Oiga.. este mezquite, ¿es un árbol hombre o un árbol mujer?

Sin titubear el médico contesta: -Es un árbol hombre-

Achis..¿y cómo supo tan rápido? Replicó el galeno. “Pues nomás de ver el par de huevones que tiene abajo”…

Dícese que el siguiente texto fue escrito por Aristóteles “Revolución del Alma en el año 360 A.C. y es eterno…

Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no entregues tu alegría, tu paz tu vida en las manos de nadie,  absolutamente de nadie. Somos libres no pertenecemos a nadie y no podemos querer ser dueños de los deseos, de la voluntad, o de los sueños de quien quiera que sea…

La razón de tu vida eres tú mismo. Tu paz interior es la meta de tu vida, cuando sintieres un vacío en el alma, cuando creyeres que aún te está faltando algo, aún cuando tengas todo, envía tus pensamientos hacia tus deseos más íntimos y busca la divinidad que existe en ti. Deja de poner tu felicidad cada vez más lejos de ti…

No te pongas objetivos que no estén al alcance de tus manos, abraza los que estén a tu alcance hoy…

Si andas desesperado por problemas financieros, amorosos o de relaciones familiares busca en tu interior la respuesta para tranquilizarte, tú eres el reflejo de lo que piensas a diario. Deja de pensar mal de ti  y sé tu mejor amigo siempre…

Sonreír significa aprobar, aceptar, felicitar. Entonces abre una sonrisa para aprobar el mundo que te quiere ofrecer lo mejor…

Con una sonrisa en el rostro, las personas tendrán la mejor impresión de ti, y tu estarás afirmando para ti mismo que estás cerca de ser feliz…

Trabaja, trabaja mucho a tu favor. Deja de esperar la felicidad sin hacer esfuerzos…

Deja de exigir a las personas aquello que ni tu has conquistado todavía…

Critica menos, trabaja más. Y, no te olvides nunca de agradecer…

Agradece todo lo que está en tu vida en este momento, inclusive el dolor…

Nuestra comprensión del universo, aún es muy pequeña para juzgar lo que queremos que sea nuestra vida…

La grandeza no consiste en recibir honras, sino merecerlas…

Nada puede ser realmente nuevo si uno lo vive desde viejas actitudes, por eso te deseamos y nos deseamos que no se nos vaya nuestro tiempo de vida en asuntos que realmente no valgan la pena…

NOS LEEMOS MAÑANA…

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

FUERA DE CONTRATO

Read Next

CUANDO EL IXTLERO HABLA