Mueren dos militares en trágico accidente

Dos militares perdieron la vida en un trágico accidente que se registró la mañana de este Viernes Santo, en la Carretera Estatal 20, a la altura del paraje conocido como la Curva Guillen, tramo Palaú-Múzquiz; el primer murió en forma instantánea al ser decapitado a causa del accidente; su compañero falleció minutos más tarde en el Hospital General.

De acuerdo a las primeras investigaciones, la fatal volcadura, se registró minutos antes de las 6:00 horas de este viernes y al lugar arribaron como primeros respondientes elementos de la Policía Municipal, que encontraron el cuerpo sin vida de Jesús Emmanuel N, de 21 años, militar en activo quien al volcar el vehículo fue decapitado.   

Los uniformados señalan que, al hacer la inspección pedestre, localizaron la cabeza de Jesús Emmanuel N, a unos 5 metros del vehículo y a unos 15 metros más adelante ubicaron su cuerpo, por lo que de inmediato dieron parte a la FGE. 

Asimismo, ubicaron aún con vida a un lado de la unidad accidentada a Jacobo Ángel, quien fue trasladado al Hospital General, donde momentos después falleció debido a las lesiones que sufrió, durante el accidente.

Jesús Emmanuel de 21 años tenía su domicilio en la calle Jalisco 746 del fraccionamiento Reforma de Múzquiz, mientras que el otro joven, Jacobo Ángel de 23 años, presuntamente era desertor del ejército.

Se informó que las causas del accidente fueron el exceso de velocidad y que los jóvenes se encontraban en estado de ebriedad.

Las autoridades dieron a conocer que la unidad en la que viajan los jóvenes es un Aveo de reciente modelo, color blanco con placas de circulación FMY-76 26, y que el fatal accidente se registró en la conocida Curva Guillén, en donde el frágil vehículo terminó su loca carrera a aproximadamente 25 metros de la cinta asfáltica.

Luego del traslado de los cuerpos a una funeraria local donde el médico forense Jorge Blanco Cepeda, realizó la necropsia de ley, las autoridades de las FGE informaron que Jacobo Ángel N de 23 años de edad, que falleció en el Hospital General por una hemorragia cerebral intraparenquimatosa, mientras que el joven Jesús Emanuel N de 21 años de edad, murió por un shok  neurogénico por decapitación en el lugar del trágico accidente.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Viven católicos viacrucis virtual

Read Next

No pisotear la democracia