Persiste tradición de comida de cuaresma

En medio del alza de precios en varios de los productos de Cuaresma, las familias ramosarizpenses buscan ajustar su presupuesto a fin de preservar la elaboración de los tradicionales platillos de la temporada.

Según los propietarios de diversos establecimientos, los insumos para la capirotada, orejones, tortitas de camarón o de papa, y nopales han aumentado casi al doble de lo ofertado en 2020, lo que ha limitado las compras entre la ciudadanía.

“Algunas piezas que el año pasado estaban en cuatro pesos hoy las tenemos en diez pesos, eso hace que la gente desista de comprarlas o bien consuma menos, y sí se reflejó con una caída en ventas”, comentó Rosy Martínez, de la cadena comercial GUMOSA.

Alejandra Cruz, habitante de Valle de Los Pinos, es una de las tantas amas de casa que buscó economizar para complacer a la familia con la tradicional comida de Semana Santa.

“Y sí está todo más caro, ahorita yo me gasté unos 300 pesos para hacer unos nopales, garbanzos con arroz, acelgas y algo de capirotada. La idea es que no se pierda la costumbre”.

Para doña Maricela Camarillo, de la colonia Analco, estas fechas con también una buena oportunidad para reunirse con la familia en torno a típicos platillos por lo que vale la pena desembolsar más de 200 pesos.

“Y nada más vamos a hacer unos nopalitos, lampreados de papa, acelgas y la capirotada. Somos poquitos en la casa, pero siempre hay forma de que rinda y cae más gente”.

Comerciantes de la zona centro confirmaron que, este año, percibieron una baja en el consumo de artículos para la comida de Cuaresma dado el aumento en el precio de los mismos

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Apoyan campesinos combate a incendio

Read Next

Colocan filtros sanitarios en carreteras de Coahuila