Ligan a Cabeza de Vaca con contratista fichado

El contratista asociado con Francisco Javier García Cabeza de Vaca en presuntas operaciones ilícitas, Baltazar Higinio Reséndez Cantú, fue fichado en Estados Unidos por blanqueo de capitales.

“(Reséndez) se encuentra incluido en la lista Financial Crimes Enforcement Network (FinCen), con fecha de inserción de 2008 por actividad sospechosa de lavado de dinero por un monto de 4 millones 315 mil 800 dólares”, dijo la UIF en su querella a la FGR y que fundamenta la solicitud de desafuero del Gobernador de Tamaulipas.

FinCen es un organismo del Departamento del Tesoro norteamericano.

La Fiscalía General de la República (FGR) señala que de 2016 a 2018, la Administración de García Cabeza de Vaca otorgó tres contratos por más de 56 millones de pesos a dos empresas de Reséndez Cantú, constructor y ganadero tamaulipeco.

Se trata de Inmobiliaria RC Tamaulipas S.A. de C.V. y Barca de Reynosa S.A. de C.V., que recibieron durante los primeros dos años los contratos para obras en la entidad.

De acuerdo con la solicitud de desafuero contra el Gobernador de Tamaulipas, la teoría de FGR es que, a través de dichos contratos de obra pública, se tranguló dinero a una empresa para que comprara al Mandatario su departamento en Santa Fe, en la Ciudad de México.

La Secretaría de Obras Públicas estatal pagó 24 millones 999 mil 997 pesos a Inmobiliaria RC de Tamaulipas por construir el Centro Integral de Prevención y Participación Ciudadana, en Reynosa, y 25 millones 499 mil 993 pesos por la Unidad de Docencia para el Estado de Tamaulipas.

A la persona moral Barca de Reynosa S.A. de C.V. le asignaron un contrato de 5 millones 948 mil 896 pesos, por la pavimentación de dos calles en las Colonias Almaguer y Villas de la Joya, también en Reynosa.

Basada en la querella de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la FGR presupone que casi las dos terceras partes del dinero de los contratos fue triangulado a través de una operación inmobiliaria en favor del Gobernador.

Lo dice porque en marzo y abril de 2018 Reséndez Cantú envió 33 millones 553 mil 500 pesos a Juan Francisco Támez Arellano, accionista mayoritario y representante legal de T Seis Doce S.A. de C.V.

Si bien la UIF denunció ante la FGR que esta transferencia no tenía justificación, en una carta enviada a Grupo REFORMA, Reséndez dijo la semana pasada que en 2018 hizo una operación inmobiliaria con Támez Arellano, a través de su intermediario Miguel Ángel Longoria Sáenz.

Algunas fuentes conocedoras del caso indicaron que se trata de un rancho que Reséndez le compró a Támez Arellano, pero este dato no lo mencionan las autoridades federales.

Según la FGR, en 2019 la empresa de Támez Arellano compró en 42 millones 113 mil 844 pesos el departamento que el Gobernador había adquirido seis años antes en Bosques de Santa Fe.

Luego, del 4 de junio al 23 de diciembre de 2019, el mandatario transfirió 36 millones 679 mil 992 pesos –lo que la FGR y la UIF dicen que es una “dispersión” del dinero–, a dos destinos.

Una suma de 23 millones 575 mil pesos los traspasó a la Productora Rural y Agropecuaria Regional Cava S.P.R. de R.L., donde García Cabeza de Vaca es socio junto son su esposa Mariana Gómez Leal; su madre María de Lourdes García Cabeza de Vaca Wattenbarger; sus hermanos José Manuel e Ismael García Cabeza de Vaca; y la esposa de este último, Evelyn Aimee Rodríguez Garza.

Otros 13 millones 104 mil 992 pesos los transfirió el Gobernador en 156 depósitos, como pago de un crédito que obtuvo en Ban Regio.

Las autoridades federales aseguran no tener identificado este crédito; sin embargo, los informes consultados precisaron que se trata del mismo crédito que tramitó el tamaulipeco para adquirir en 2013 el departamento de Santa Fe. Los 156 depósitos corresponden a las mensualidades pagadas del préstamo.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Continuará vacunación en Azcapotzalco y Miguel Hidalgo

Read Next

REPORTE COAHUILA DEL AVANCE DE VACUNACIÓN