Alista la 4T nueva reforma energética

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a las voces en contra, la bancada de Morena en la Cámara de Diputados ha fijado una ruta que incluye un parlamento abierto y diálogo con el sector empresarial para aprobar antes del 25 de febrero la iniciativa preferente del presidente Andrés Manuel López Obrador, a fin de reformar la industria eléctrica.

Integrantes de la oposición en San Lázaro, PAN, PRI y PRD, y ahora el PVEM que se ha sumado, señalaron que no acompañarán la iniciativa preferente tal y como la envió el Mandatario federal, y que harán una valoración profunda y amplia de la misma, y podrían recurrir a acciones de inconstitucionalidad en caso de que se dictamine y apruebe.

En la Comisión de Energía, donde se analizará la iniciativa, Morena tiene garantizados 23 votos para apoyar la iniciativa como la envió el Presidente: 20 son de sus diputados, y tres de sus aliados del PT, que adelantaron avalarán el dictamen, y también dos  de su otro aliado, el PES en caso de sumarse, pues hasta el momento no se ha posicionado.

Otro de los aliados de Morena, el PVEM,  que cuenta con un voto en la comisión, adelantó que va en contra de la iniciativa.

El coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier Velazco, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que la iniciativa del Presidente y la discusión que encabezará el partido en la Cámara Baja, buscan prevenir lo que consideró el quebranto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), al imponer reglas iguales y parejas para todos los que vendan energía eléctrica.

La ruta para la dictaminación incluye la discusión y el análisis de posturas a favor y en contra de la iniciativa del Ejecutivo federal en un parlamento abierto que se llevará a cabo jueves y viernes.

La próxima semana se celebrará una reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de San Lázaro, presidida por Morena, con representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) el lunes; luego  la discusión de la iniciativa en la Comisión de Energía, proceso para el cual se contará con la opinión de las comisiones de Economía y Presupuesto y Cuenta Pública; y al final la dictaminación y discusión en el pleno.

“Conforme a lo que establece la Ley, antes del 25 de febrero va a estar aprobado el dictamen porque tenemos que enviarlo el 1 de marzo al Senado para que el 2 la esté recibiendo la Mesa Directiva. Sino, estaríamos violentando lo que establece la ley “, detalló Mier Velazco.

Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del PAN, dijo que en el análisis en parlamento abierto se deberá revisar el diagnóstico y tratamiento integral del sector, mejores prácticas internacionales, la evaluación de la iniciativa a la luz de los tratados internacionales, se valorará en contraste con el texto constitucional y todo el marco vigente, así como compromisos jurídicos de la CFE.

Lamentó que el Presidente no  envíe iniciativas preferentes estratégicas y sensibles, sino caprichos distractores ideológicos.

El vicecoordinador del PT, Gerardo Fernández Noroña, expuso que es falso el debate sobre si la iniciativa preferente que presentó López Obrador pretende privilegiar la generación de energía sucia, ya que la CFE produce energías hidroeléctrica y geotérmica. 

“La iniciativa busca que haya libre competencia porque en este momento no la hay. Las empresas extranjeras han sido privilegiadas: llevan prioridad, están subsidiadas, tienen todos los beneficios y no se reconoce que CFE tiene producción de energías limpias a través de la hidroeléctrica y la geotermia”, apuntó.

El PVEM adelantó que en esta ocasión no acompañará la iniciativa del Presidente, puesto que consideró el coordinador de la bancada, contraviene los principios del partido.

“Más allá de una postura política, es un tema de principios del partido. El Comité Ejecutivo Nacional se expresó en el sentido de no compartir las reformas y adiciones a la industria eléctrica, sobre todo anteponiendo el tema de que siempre vamos a buscar y proyectar las energías renovables y limpias”, estableció el PVEM.

Analizan una inconstitucionalidad.   Legisladores del PAN, PRD y PRI reconocieron que Morena y el PT cuentan con los votos para pasar la iniciativa sin importar los que la oposición acumule en contra.

Lamentaron que en ocasiones anteriores el parlamento abierto no haya probado su eficacia para hacer modificaciones a las iniciativas de la mayoría y adelantaron que analizan interponer acciones de inconstitucionalidad en caso de que pase como está.

“La mayoría artificial no escucha a la sociedad, por eso estamos considerando presentar propuestas de inconstitucionalidad, controversias y que se puedan detonar los amparos que se requieran ante cualquier decisión que la mayoría permita para aprobar esta iniciativa preferente que atenta contra los derechos humanos”, dijo la diputada Mónica Almeida López (PRD).

A Soraya Pérez Munguía, diputada del PRI, lo que más le preocupa es que la iniciativa contempla la eliminación del despacho económico. Explicó que a partir de 2013 la energía que nos llega a través de la red de transmisión es la más económica y que proviene de fuentes renovables, eólica y solar; en segundo lugar, llega la más cara que es la de ciclo combinado y hasta el último, cuando hay picos de demanda, se encienden las llamadas cafeteras de Pemex, que utilizan combustóleo.

“Lo que pretende la iniciativa del Presidente es invertir el despacho eficiente para que primero llegue la energía que produce CFE, donde hay de todo. Al invertir el despacho, va a salir más cara la generación de energía”, dijo.

Hernán Salinas Wolberg (PAN), secretario de la Comisión de Energía, dijo que la iniciativa es una contrarreforma a la de 2013, puesto que además de inconstitucional, violenta compromisos que México asumió al firmar el T-MEC. Busca regresarle de manera artificial a CFE el monopolio en la generación de energía sin darse cuenta del enorme costo que esto tendrá.

* POSICIONES A DEBATE

Los partidos opositores a la reforma energética propuesta por el Presidente exponen sus argumentos para que la iniciativa preferente de  Andrés Manuel López Obrador no transite sin cambios, pues afirman que afectaría al desarrollo del sector en el país. Morena prevé que sea aprobada antes del 25 de febrero en San Lázaro.

No es una contrarreforma. El espíritu de la reforma constitucional de 2013 prevalece.

Busca garantizar condiciones equitativas de competencia para la generación de energías limpias.

Se encamina a combatir el dumping y la especulación.

Se pretende que ni las empresas públicas ni las compañías privadas quebranten a la empresa de suministro de la CFE, que es la que les compra la energía.

La iniciativa es inconstitucional, señala.

Violenta compromisos que México asumió al firmar el T-MEC.

Busca regresar a CFE el monopolio en generación de energía.

Genera incertidumbre para los inversionistas y podría derivar en pérdida de empleos.

La energía que llegará a los consumidores finales será más cara y sucia.

Tiene una alta carga ideológica, sostiene.

La iniciativa preferente que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador es inconstitucional, afirma.

Genera una monopolización de la industria eléctrica.

No permite la participación de empresas privadas que quieran impulsar energías alternativas y limpias.

Va a encarecer el precio de la luz para la población.

Promueve la generación de energía sucia y contamina el medio ambiente.

Afecta el crecimiento de nuevas fuentes de energía limpia y renovable; facilita la generación de energía a través de fuentes contaminantes.

Encarece la generación de energía, y traslada el costo a los consumidores o al erario, al subsidiarla.

Tiene criterios técnicos discrecionales que dan incertidumbre a los inversionistas.

Pone restricciones a los productores para el acceso a la red de  distribución.

Se elimina el despacho económico para dar prioridad a la energía generada por CFE, que puede o no ser más barata.

Se eliminan las subastas para la ampliación de la energía eléctrica.

Actualmente el mercado está totalmente liberalizado y como ya no es exclusivo del Estado se consiguen las mejores propuestas en tipo, calidad y precio de la energía.

Se dan facultades a la Sener para cancelar o renegociar plantas de autoabastecimiento.

* 23 diputados tiene morena en la comisión de energía para apoyar el plan.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Balean, secuestran y huyen en Zapopan

Read Next

Netanyahu se declara inocente