Ya no compran ciudadanos regalos para enamorados

Ricardo Zertuche Martínez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio.

Por Esequiel Aguilera

El día de San Valentín, el sector comercial pronostica un ligero incremento en ventas entre un 15 al 20 por ciento, porcentaje muy bajo en comparación con el año pasado, aclaró el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Ricardo Zertuche Martínez, al señalar que cuando menos tendrán ingresos para cubrir pagos del IMSS e Infonavit.

“No hay flujo de efectivo, todavía no se recupera el mercado, el día del amor y la amistad es bueno para tiendas de regalos, florerías y artículos para belleza que son los de más demanda en esta fecha, el resto del comercio seguirán con ventas muy bajas, por falta de dinero”, señaló.

El dirigente de comerciantes organizados dijo que la situación económica de la población sigue a la baja, la pandemia arroja a cientos de trabajadores a la calle, a otros se les redujo el salario y eso impide que el comercio se recupere, hay una baja del 40 por ciento en comparación con el año pasado.

Incluso aclaró que este comportamiento seguirá por los tres primeros meses del año, no hay oferta de trabajo, empresas siguen sin crecer, tampoco contratan personal lo que representa un serio problema para el comercio que con las pocas ventas les alcanza para medio sobrevivir.

Zertuche Martínez, enfatizó que el comercio siempre espera fechas importantes para los mexicanos, el día de San Valentín se acostumbra regalar, otros acuden a restaurantes, pero como sigue la restricción se espera poca actividad en esos negocios, la gente no tiene para ir a restaurantes.

“No hay duda que esta celebración será diferente a otros años, la pandemia sigue provocando serios trastornos a la economía familiar y la gente solo compra lo necesario para la vida, como es alimentos, es el resultado de la pandemia que no cede de acuerdo a reportes oficiales”, enfatizó.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Para el comercio será un triste San Valentín

Read Next

Se quedará comercio con el “corazón roto”