Ermita 318

Por Jesús Medina González

MÁS INVERSIONES…

El Mandatario de Coahuila MIGUEL ÁNGEL RIQUELME SOLÍS puso en marcha una millonaria inversión en el Estado.

EL ENVIADO DE DIOS…

Al recibir del Nuncio Apostólico en México, FRANCO COPPOLA, el báculo de mando y ocupar la Cátedra, la silla donde está el escudo que llevará en su ministerio, HILARIO GONZÁLEZ GARCÍA se convirtió ayer por la tarde en el séptimo Obispo de la Diócesis de Saltillo.

Durante una misa en la Catedral de Saltillo, con acceso limitado por supuesto, no más de 100 personas por la pandemia, ahí fue donde el nuevo Obispo encomendó su ministerio a la Virgen MARÍA y a San JOSÉ.

DIOS por delante en esta encomienda.

“Deseo poner bajo la protección de la Virgen MARÍA y San JOSÉ mi vocación sacerdotal”, expresó durante su intervención al final de la misa.

Hubo mucha identidad desde el primer momento con la gente.

TEMPRANO EN ARTEAGA….

En el amanecer, el Obispo HILARIO se encargó de estar presente en Arteaga, Coahuila, ahí fue su presentación oficial, con los habitantes de esta municipalidad, donde cuidando formas, atendió a los fieles con la distancia necesaria por el tema de pandemia.

Después… a Saltillo.

RETOMANDO…

“Creo en las señales”, dijo el Obispo, “El Papa me eligió el día de la visitación de MARÍA y estamos en el año de San JOSÉ”.

A seis años de ser nombrado Obispo de Linares, NUEVO LEÓN, HILARIO GONZÁLEZ GARCÍA reafirmó el “sí quiero” que dijo en aquel momento y recordó las palabras que el Papa FRANCISCO le encomendó en la bula que lo hace Obispo de Saltillo, en especial la parte donde le pide ser a diario un pastor y padre en la Diócesis.

La mañana de este viernes viajó desde Linares hacia Saltillo, entró a Coahuila por el Municipio de Arteaga y su primera visita fue a la iglesia de San ISIDRO Labrador, en la cabecera municipal de Arteaga, donde rezó y luego se presentó ante la comunidad de ese municipio.

Acompañado por el Nuncio Apostólico en México y por el Obispo Emérito RAÚL VERA LÓPEZ abordaron un vehículo blanco y viajaron escoltados por policías municipales y estatales hacia Saltillo.

BUEN TRATO CON LA GENTE…

Durante el recorrido lo saludaron en distintas estaciones, representantes de las siete vicarías que conforman la Diócesis, cada una identificada con un color específico, quienes le daban la bienvenida.

La Catedral de Saltillo estaba rodeada por vallas y protección policial, el acceso estaba limitado a familiares del Obispo, a religiosos de Linares y Nuevo León, como el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, religiosos y laicos de la Diócesis e invitados especiales, como el Gobernador MIGUEL ÁNGEL RIQUELME SOLÍS y el Alcalde de Saltillo MANOLO JIMÉNEZ.

Durante la misa, el Obispo Emérito RAÚL VERA pidió al nuevo Obispo no olvidar a los migrantes, a los familiares de personas desaparecidas, velar por las víctimas de feminicidio y por los campesinos de la región que luchan por mantener sus tierras y su agua.

El Obispo Emérito, FRANCISCO VILLALOBOS PADILLA, quien cumplirá 100 años en unos días, pidió a DIOS fortaleza en el ministerio del nuevo Obispo.

La parte principal de la ceremonia fue cuando se leyó la bula papal que nombra a HILARIO GONZÁLEZ GARCÍA Obispo de Saltillo, seguido por la entrega del báculo y la ocupación de su lugar en la cátedra.

Reconoció que en ocasiones se le dificulta ser fuerte en la encomienda, pero encuentra la respuesta en JESÚS.

“A veces me asalta el cansancio y el desánimo y me digo ‘por qué dije que sí’, pero valoro lo presente, veo a JESÚS crucificado y me dijo, ‘pues porque sí’, JESÚS es el ‘sí del padre’ y ¿cómo decirle que no a quien siempre te dice que sí?”.

Hasta Mañana.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Trizas y Trazos

Read Next

Molesta Gallo Lerma en la San Isidro