Llama Iglesia a no cansar a médicos

Jesús Eduardo Neri Frías, párroco del templo Santiago Apóstol.

Por Esequiel Aguilera

Para actuar igual que Jesús que buscó la moneda perdida, y buscó la oveja perdida los cristianos tienen el compromiso de no cansar al personal de salud, la única forma es  no salir de casa, es la manera de apoyar a quien como Jesús dan la vida por los enfermos, dijo el padre Jesús Eduardo Neri Frías.

En su homilía dentro de la celebración eucarística dominical al sacerdote recordó el evangelio de ayer que habla de la invitación de Jesús a seguirlo, para ello es necesario vivir en caridad, a ser solidarios con quienes nos necesitan, enfermos del COVID-19 y cuidar a médicos y enfermeras.

“Jesús nos mostró la solidaridad, su preocupación por aquellos que estaban perdidos, en esta vida lo que nos corresponde es apoyar a los necesitados, a víctimas de la pandemia, la gente tiene que hacer consciencia de la necesidad de quedarse en casa, no salir solo a lo más necesario y urgente” señaló.

Incluso apuntó que la iglesia es solidaria con la feligresía y puso como ejemplo el cierre de templos, que siguen sin estar abiertos a la comunidad, es una manera de responder al ejemplo de Jesús de cuidar a su pueblo, en estos tiempos por la pandemia obligó a la iglesia a cuidar a la feligresía.

En el caso del personal de salud dijo que una manera de respetar su trabajo y ganas de seguir salvando vidas, es atender todos los protocolos sanitarios, y sobre todo reducir la movilidad humana en todos los sectores aún hay quienes no son solidarios y no se protegen por ello la elevada cifra de infectados.

“Tenemos que actuar como Jesús, que protegió a su pueblo, ser solidarios con quienes nos necesitan tanto el personal de salud como los afectados por la pandemia, de esa forma respondemos a la invitación de Jesús de seguirlo, de transformar vidas y de ser fraternales con quienes más lo necesitan” apuntó.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Intensa neblina cubre Monclova

Read Next

Imploran a Dios acabe con Covid