Inhabilitan a arrendadora de vehículos del Gobierno

La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó hoy a una de las principales arrendadoras de vehículos del Gobierno federal, y no podrá recibir nuevos contratos durante un año.

Se trata de la empresa Jet Van Car Rental, que fue inhabilitad y multada con 1.4 millones de pesos por el Organo Interno de Control en el Servicio de Protección Federal (SPF) por “proporcionar bienes distintos a los convenidos en el pedido SPF/AD/PS/2018/002 y su anexo técnico”.

En 2020, Jet Van Car tuvo la exclusiva para arrendar patrullas, camionetas SUV y otros vehículos al SPF, que según Compranet, le adjudicó directamente 12 contratos por 89.5 millones de pesos.

Desde finales del sexenio 2006-2012, cuando el Gobierno dejó de comprar vehículos y empezó a rentarlos, al igual que en el periodo de Enrique Peña Nieto, y al inicio de la actual administración, Jet Van Car se había consolidado como empresa dominante de este mercado, junto con Casanova Rent e Integra Arrenda, entre otras.

En septiembre de 2019, Jet Van Car ganó contratos por 840 millones de pesos en la licitación vehicular consolidada del Gobierno federal, realizada por la Secretaría de Hacienda para rentar casi 6 mil 500 unidades, y en esa fecha también obtuvo dos contratos de Seguridad Alimentaria Mexicana, valuados en mil 988 millones de pesos, para rentarle 700 tractocamiones hasta 2023.

Tres meses después, la empresa ganó el contrato de 277 millones de pesos, con IVA, para rentar durante cuatro años al Servicio de Administración Tributaria (SAT) una flota de 79 camionetas SUV con el nivel más alto de blindaje.

Jet Van Car ofreció camionetas Tahoe Premier, Suburban Premier y Grand Cherokee Limited Lujo blindadas, para personal de mando de las 49 aduanas del País, así como a funcionarios en la Ciudad de México, pero los detalles de quiénes fueron los destinatarios no fueron revelados a las empresas en las juntas de aclaraciones.

En 2015, Jet Van Car había ganado en la licitación del SAT para rentar 2 mil 123 vehículos durante los siguientes cuatro años, incluidas 68 SUV blindadas, misma que le significó contratos por mil 802 millones de pesos.

En el actual Gobierno, estos contratos fueron prorrogados hasta abril de 2020, mediante convenios modificatorios.

De 2015 a 2018, Jet Van Car arrendó la flota del Instituto Nacional Electoral, en un contrato de hasta 912 millones de pesos, mientras que de 2017 a 2020 fue proveedora de vehículos de Petróleos Mexicanos, con costo de 947 millones de pesos.

La empresa también ha sido arrendadora de las secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores y Turismo, la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Con este último, Jet Van Car inició en 2017 una demanda de 27.6 millones de pesos, por supuestos pagos pendientes.

Jet Van Car puede impugnar la sanción ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), y podría obtener una suspensión que le permita seguir compitiendo por contratos públicos, mientras se tramita el juicio.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

AMLO dirige a distancia y ejerce plenamente funciones.-Segob

Read Next

‘El Potrillo’ y Fher piden justicia para migrantes