Carnitas Cristal y sus 50 años de tradición

Arteaga cuenta con un sinfín de atractivos para el turismo, uno de ellos es el tema gastronómico y las carnitas, chicharrones o comida corrida de “Carnitas Cristal”, son uno de los manjares que este Pueblo Mágico tiene, atrayendo diariamente a paladares de todo el mundo, en esta esquina del sabor han comido figuras como Jacobo Zabludovsky, los protagonistas del “Chavo del 8”, el cantante Piporro, entre otros más.

Este lugar fue levantado por el señor Antonio Cerda, quien tenía el compromiso de alimentar a sus 13 hijos, por ello decidió incursionar en el mundo de la comida, logrando atinarle a la primera a este ambicioso proyecto que ha perdurado por más de 50 años, hoy en día atendido por sus hijos y comandados por su esposa.

“Nosotros seguimos con la tradición, los domingos los 13 hermanos atendemos el negocio”, menciona una de las hijas del difunto don Antonio, quienes diariamente cocinan para los visitantes los impresionantes chicharrones, carnitas y demás platillos que venden al turismo de Arteaga, quienes son sus mejores clientes.

Con un extenso menú, liderado por las carnitas, en este lugar puedes encontrar asado de puerco, cortadillo, picadillo, chiles rellenos, gorditas de diferentes guisos y por supuesto, durante épocas especiales como Semana Santa, la cocina se adapta a la cuaresma, preparando pescado, tortitas de atún, camarones o papa, todo para complacer a los comensales.

El tema de la pandemia ha pegado fuertemente las ventas en “Carnitas Cristal”, pero han sabido salir adelante en unidad y familia, indicando que el Covid-19 ha disminuido las ventas hasta en un 75 por ciento, reclamando que no ha existido un apoyo por parte del gobierno federal ni siquiera en tema de pagos de servicios.

“Nadie nos ha venido a preguntar cómo estamos, si tenemos para pagar la luz o el gas, si nos dio Covid o algo, a veces solamente sale para pagar la luz, imagínese, la vez pasada nos salieron 9 mil pesos y tenemos que pagarla, para seguir trabajando”, añadieron las entrevistadas.

Afortunadamente no ha existido un solo caso en la familia de contagio por Coronavirus, esto habla de que se ha respetado el protocolo que marca la Secretaría de Salud en Coahuila, para la reactivación económica responsable: “Gracias a Dios no ha habido contagios hasta ahorita, pero tomamos todas las medidas, digo yo que por eso no llega, hacemos todo lo posible por seguir las indicaciones”.

Sobre el tema de los días laborales, pues este lugar siempre está abierto, no descansan regularmente, son uno de los pocos restaurantes que da servicio los 365 días del año.

La familia Cerda nos comenta que solo cierran cuando alguien muere: “Solo cuando tenemos muertitos, aquí está abierto siempre”.

Las comerciantes nos indicaron que las carnitas, el chicharrón y los antojitos mexicanos, son los platillos que más consume el turismo internacional, destacando que a este lugar llegan muchas personas de Estados Unidos, Argentina y muchas partes del mundo, quienes llegan por la curiosidad de probar lo que ven que preparan al aire libre.

“Nosotros los tratamos bien, hallan lo que quieren comer, uno les ofrece lo que quieren, claro no siempre tenemos todo, pero nos ponemos de acuerdo”, resaltan las hijas de Don Antonio Cerda, añadiendo que se busca siempre complacer al cliente.

Grandes personalidades han arribado a este lugar a lo largo de estos 50 años de trayectoria, alimentando a artistas, periodistas, políticos y cantantes: “Ha venido Piporro, el Profesor Jirafales, Jacobo Zabludovsky, el Señor Barriga, bueno toda la vecindad del Chavo, gobernadores, los Moreira, Chuy María Ramón, Martínez y Martínez, ellos venían porque mi papá les hacia lo que querían”, declaran las entrevistadas.

Sobre ser un negocio meramente familiar, indican que sí es fácil trabajar así: “Es fácil trabajar en familia, mientras estés unido, pero no es complicado, todos le echamos ganas y salimos adelante juntos”.

Don Antonio tuvo siete hijas y seis hijos, a quienes les heredó dos restaurantes, ubicados uno frente al otro, sobre la Avenida Román Cepeda aprovechando el potencial que vio en Arteaga, mismo que sus descendientes saben que existe: “Hay mucho potencial, podemos ir adelante rápidamente pero el Covid si nos retrasó, estamos a expensas de las nuevas reglas, nos afecta mucho el que nos cambien la manera de trabajar”.

Otro detalle que nos resaltan, es que el cierre al turismo les pega fuertemente en la economía, debido a que sus mejores clientes siempre son foráneos: “los de aquí de Arteaga no compran, para que le miento, la gente de fuera viene y consume, no tenemos clientes de Arteaga y tenemos años”.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Activan protocolo Covid en Arteaga

Read Next

Duplican en hoteles medidas de higiene