Crece la desigualdad; ¿Primero los pobres?

CIUDAD DE MÉXICO.-La falta de programas económicos orientados a atenuar los estragos de la pandemia por Covid-19 favoreció el crecimiento de la desigualdad social, indica un análisis de la agrupación Sí por México, con datos del INEGI.

El estudio, elaborado por el área de Investigación de la agrupación, revela que en los últimos seis meses la desigualdad afloró notoriamente, y que México se desentendió de apoyar con programas económicos a los que perdieron sus empleos.

“Entre marzo y septiembre del 2020, los ingresos de los trabajadores en el 20 por ciento más pobre del País cayeron 44 por ciento, en comparación con una caída del 8 por ciento entre los trabajadores de mayores salarios.

“Esto implica que la distancia entre ambos grupos casi se duplicó en los últimos seis meses”, diagnosticó la agrupación.

En marzo de 2020, ejemplificó, la población de mayores ingresos tenía salarios 15 veces superiores a los obtenidos por los más pobres; seis meses después, la distancia aumentó casi 30 veces.

Sí Por México lamentó que, a pesar de la crudeza de los efectos de la pandemia, el Gobierno federal no consideró apoyos para pequeños y medianos empresarios y ubicó a México como el país que menos apoyos dio a la población en toda América Latina, solo por encima de Nicaragua, que no ha adoptó ni una sola medida.

En Argentina, destaca el informe, se complementó el ingreso de los más pobres con apoyos de hasta el 66 por ciento del valor de sus ingresos; y en Bolivia se dio una transferencia a toda la población para garantizar que se quedara en casa.

Para Miguel Székely, director del Centro de Estudios Educativos y Sociales, esta desigualdad es causada por la falta de “una red de protección para los más pobres”.

“Lo que vemos ahora en México es que precisamente los que están más abajo en la escala salarial son los que más sufren, porque son los que despiden, los meseros que dejan de cobrar propinas.

“Esos sectores de la población a los que se les acabaron sus ahorros, que ya empeñaron lo que podían empeñar, están tocando piso, pero esto nos puede llevar, además, a una tensión social”, consideró el académico.

Székely deploró que el Gobierno de la llamada 4T no hubiese dado forma a un esquema de apoyo a los más pobres para encarar los estragos de la pandemia.

“Sorprende mucho porque es como tener un laboratorio que sucede cuando el Gobierno no hace nada para proteger a sus ciudadanos en un evento como la pandemia”, dijo.

– ¿Entonces no son ‘Primero los pobres’?

“Con un Gobierno cuya bandera es Primero los pobres, debería de haber tenido como reacción proteger a esa población, y literalmente le dieron la espalda. No se está haciendo nada por proteger a esa población”, lamentó.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Inai, el vigilante de los presidentes

Read Next

Advierte Poniatowska: las mañaneras irritan