Unai Bilbao sufre terrible herida en la rodilla tras rasgarse con una lona

Unaí Bilbao, jugador del Necaxa, se abrió la rodilla en una jugada con Nicolás Ibáñez, y el jugador español salió de la cancha llorando por su lesión.

Corría el minuto 76 cuando Bilbao chocó con Ibáñez, atacante del Atlético de San Luis, cayó fuera de la cancha, pero sobre la publicidad del Estadio Victoria, y al caer se abrió la articulación.

Al principio no se había percatado, hasta que llegó el portero, Luis Malagón, y le impactó, por lo que cuando llegó el cuerpo médico soltó el llanto.

En la toma se notaba la capa de grasa del jugador de los Rayos, lo que dejó “shockeado” al elemento dirigido por José Guadalupe Cruz, no pudo seguir y salió de cambio.

En la jugada fue amonestado Ibáñez por hacer la carga ya cuando el balón estaba fuera de circulación.

Bilbao fue llevado en el “carrito de las desgracias” hasta el vestidor, donde fue suturado y tratado.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

El jugador se está acostumbrando a no ver afición

Read Next

Descartan a Macías; vuelve Brizuela