Admite primo hermano de Isabel II agresión sexual

El Conde de Strathmore, Simon Bowes-Lyon, primo hermano de Isabel II, se declaró culpable de las acusaciones de agresión sexual perpetuadas contra una mujer de 26 años, reportó Page Six.

La agresión, que duró aproximadamente 20 minutos, se llevó a cabo en la habitación del Conde en el Castillo de Glamis (una finca escocesa) durante un evento de fin de semana que se organizó en febrero del año pasado, de acuerdo con la BBC.

En declaraciones, se informó al tribunal que Bowes-Lyon llegó sin ser invitado a la habitación de la víctima alrededor de la 1:20 horas, después de que ella se hubiera ido a la cama, informó Record.

“(La víctima) estaba dormida y la despertaron al llamar a la puerta”, dijo la fiscal Lynne Mannion.

“Ella se levantó. En el momento en que abrió la puerta, él entró y la empujó hacia la cama. Estaba muy borracho y olía a cigarrillos. Él le dijo que quería tener una aventura”, informó la fiscal.

Bowes-Lyon, de 34 años, admitió haber empujado repetidamente a la mujer sobre una cama, agarrando sus pechos a la fuerza, tratando de quitarle el camisón, empujándola contra una pared, tocando sus partes íntimas y tratando de besarla, según el documento.

La mujer, aterrorizada, levantó la voz para tratar de llamar la atención de los demás invitados, pero el Conde no se marchó y, en cambio, la amenazó.

En la declaración también se informó que Simon se enfureció con la víctima, a quien tachó de grosera y mezquina, por tratar de decirle lo que podía hacer en su propia casa.

La víctima envió un mensaje a sus colegas y a su novio para que buscaran ayuda. El Conde intentó entrar una vez más, pero fue detenido por otro invitado que acudió a su auxilio.

Fuera del tribunal, Simon aseguró que estaba “muy avergonzado” de sus acciones, informaron los medios del Reino Unido.

“Claramente había bebido en exceso la noche del incidente. Debería haber sabido mejor. Reconozco, en cualquier caso, que el alcohol no es excusa para mi comportamiento.

“No pensé que fuera capaz de comportarme como lo hice, pero tuve que enfrentarlo y asumir la responsabilidad”, aseguró el pariente de la Reina de Inglaterra.

El Conde se disculpo con la víctima, así como los familiares, amigos y colegas, por la angustia que les causó su acción.

El sobrino nieto de la Reina Madre, y primo hermano de Isabel II, podría pasar hasta cinco años tras las rejas. Aunque se le concedió la libertad bajo fianza durante una audiencia en el Tribunal del Sheriff de Dundee esta semana, y su sentencia fue aplazada, reportó la BBC.

El castillo de Glamis ha sido la sede de la familia Bowes-Lyon desde 1372. La Reina Isabel II creció allí, y su hermana, la Princesa Margarita, nació en ese lugar.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Hallan 17 bolsas con restos humanos en Tlajomulco, Jalisco

Leer Siguiente

Cuestionan capacidad del Gobierno para operar penales