El calor de la estufa los protege del frío

El calor que desprende el guiso de unas papas y unas salchichas para asar es el mismo que cubre del frío a Yaneth Rodríguez y a toda su familia, quienes habitan en un pequeño tejaban al poniente de Ramos Arizpe.

Como decenas de pobladores del sector conocido como “El Talcoyon”, esta joven y sus parientes se enfrentan a los estragos que trae consigo el frente frío número 26.

Desde el fin de semana, en el reducido espacio que ocupan resienten las temperaturas de menos de cero grados centígrados. Aquí no hay ningún tipo de calefacción, si acaso la estufa.

Con triplay, láminas y algunos plásticos, esta familia procedente de Acuña busca protegerse del invierno.

“En estos días pudimos taparle un poquito más con las maderas, y plásticos que conseguimos, y aunque estando adentro nos protegemos, por las orillas entra el aire frío”, dijo la madre de una pequeña de año y medio.

Junto con Yaneth viven su esposo e hija, hermana, cuñado y sobrinos. Siete personas en un pequeño espacio localizado en la periferia de este municipio.

“Nosotros nos vinimos desde hace algunos meses para que mi esposo consiguiera trabajo. Estábamos rentando aquí en Urbivilla, pero ya no completamos, así es que nos ofrecieron venirnos a este tejaban para que ya que se regularice podamos tener uno propio”.

Alberto Dávila, cuñado de Yaneth, reconoció que requieren ayuda por lo que urgió a la sociedad a participar con la donación de materiales, cobijas y chamarras que puedan protegerlos de las inclemencias del tiempo.

“Sí cala bastante el frío, aquí la vamos pasando bien, la cocina nos ayuda un poco, pero se siente lo helado y apenas va empezando”, destacó.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Tiene Región Sureste 107 contagios Covid

Leer Siguiente

Recorre Edna la colonia Analco