Entre el frío reciben la cuesta de enero

Ambulantes de Ramos Arizpe esperan una caída de hasta el 50 por ciento en sus ventas como parte de la “cuesta de enero”, en la que resienten una marcada disminución en la demanda de sus productos.

Tras un cierre de año complejo, los locatarios que recorren la ciudad en los mercados sobre ruedas están a la expectativa del comportamiento de las próximas semanas.

“De sobra sabemos que en enero la gente se detiene un poco porque va a pagar predial, el carro, gastos fuertes, y vienen gastados de las fiestas de diciembre. Ahora vamos a ver qué tanto nos arrastra todo lo que vivimos el año pasado, o si no es tan fuerte”, comentó Aarón Gómez Perales, dirigente de la Unión de Ambulantes de Ramos Arizpe.

Con el descenso en las temperaturas registrado al inicio de la semana, disminuyó también la afluencia de paseantes al mercado ambulante que se instalada en la colonia Manantiales del Valle, y lo mismo se espera para el resto de la semana.

Entre quienes comercializan comida hay más posibilidades de generar ingresos que entre quienes ofrecen ropa, calzado, o productos electrónicos.

“Por ejemplo hoy estamos esperando que venga la gente que va a comprar la verdura para el caldito. Algunos que se dan la vuelta por unos tamales y champurrado, sí bajan las ventas, pero todavía los que ofrecemos alimentos no la sentimos tanto”.

Como parte de la disminución en ventas proyectadas para este mes, se espera también una reducción en el número de puesteros a instalarse en los diversos mercados sobre ruedas.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Brindan refugio temporal en PC

Leer Siguiente

Hay unión en el Congreso