‘Pensamos cerrar la otra semana’

Ante el anuncio de que la Capital se mantendrá una semana más en semáforo rojo por Covid-19, el restaurante Tacontento, ubicado en la Zona Rosa, ve muy difícil mantenerse a flote.

“Nosotros hemos pensado ya bajar cortina. Pensamos que la siguiente semana, sí seguimos así, cerraremos definitivamente”, dijo Leticia, encargada del restaurante.

Durante el semáforo naranja, el restaurante logró abrir sus instalaciones al respetar las medidas sanitarias. Sin embargo, el regreso de la alerta máxima trajo consigo restricciones que los ponen en situación crítica.

“La verdad nos duele es que hay mucha gente que está saliendo con lo que está ganando de aquí, pero ya no se puede aguantar más”, agregó Leticia.

La taquería intenta continuar con sus actividades mientras se enfrentan a bajas clientelas, reducción en sus precios, pocas propinas y al comercio ambulante que, a diferencia de ellos, sí han continuado con sus operaciones habituales.

“Estamos intentando sobrevivir, pero ya son patadas de ahogado porque la verdad es que no vendemos casi nada y lo que vendemos está a 40 0 50 por ciento de descuento de nuestro precio real. Ya no podemos más, los chicos se están repartiendo lo que ganan y llevamos así desde que se puso el semáforo rojo”, comentó Leticia.

El Tacontento ha implementado todas las medidas a su disposición para evitar la quiebra, incluso han comenzado a vender sus insumos, como verduras y bolsas de dulces.

“Compramos la verdura por caja, para que nos convenga. Entonces, para evitar que las verduras se echen a perder por las bajas ventas, mejor decidimos ponerla en una bolsita y venderla casi al costo”, agregó la encargada.

Para Leticia, sería muy difícil que el restaurante se mantenga en la situación que viven actualmente.

“Ahorita llegó el recibo de luz y no hay para pagarlo. No sé que va a pasar, porque si nos cortan la luz, pues no podríamos abrir”, explicó.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Sumó 71 masacres el País en 2020

Leer Siguiente

Salvaría T-MEC al IFT