La casa del dentista

Muchas de las casas que han permanecido años abandonadas, han generado múltiples leyendas y en su mayoría, son los fantasmas los protagonistas, que genera fascinación entre los habitantes, quienes se han encargado de tacharlas como “embrujadas”.

Una famosa casa se encuentra en la ciudad de Piedras Negras, cerca de la zona industrial, en donde los pobladores la señalan como La casa del Dentista, asegurando que la vivienda es resguardada por sus antiguos dueños quienes pasaron sus últimos años llenos de tragedias. 

Muchos aseguran que esté leyenda es real y hay quienes afirman que han presenciado hechos extraordinarios al acercarse a la famosa casa ubicada en un tramo conocido como El Laguito Mexicano.

Años atrás, un dentista y su madre habitaban en la casa y debido a las pocas ganancias que obtenía el doctor, este no podía financiar la contratación de una asistente, por lo que su madre era quien se encargaba de recibir a los pacientes y sentarlos en una sala, esperando a ser atendidos.

La mujer tenía su cabello lleno de canas y con un paso lento, salía de la vivienda y se dirigía hasta el portón, en donde habría la reja para que ingresaran los pacientes. A pesar de su notoria fatiga, está siempre les regalaba una sonrisa.

Pasaron los años y los pocos pacientes que llegaban a la casa, se percataron de que la hierba comenzaba a crecer y poco a poco la casa comenzaba a deteriorarse, pero aun así, siempre salía la mujer a recibirlos con una sonrisa y lo llevaba hasta el interior.

Luego de permanecer unos minutos en la sala de espera, un hombre robusto, con la cabeza calva y una bata de blanco salía de lo que parecía ser un consultorio y les daba entrada las personas, para proceder a realizar les cualquier tipo de trabajo dental.

El ambiente era gélido y una peste invadía el ambiente, lo que provocó que los pocos clientes dejaran de acudir al consultorio.

Las semanas pasaron y la vivienda parecía ser abandonada, pero no había quien se acercara y era poco el interés en saber cómo se encontraban.

Tiempo después, varias patrullas llegaron al lugar y acordonaron el área, sacando el cuerpo de una persona sin vida, sospechando los vecinos que se trataba de la madre del dentista, quién había sucumbido debido a su avanzada edad.

Quiénes eran los clientes frecuentes, se trasladaron a la vivienda para dar el pésame al dentista, pero fue enorme su sorpresa al ver cómo la puerta se abría y la mujer caminaba con paso lento y los recibía con su sonrisa inolvidable.

Desconcertados, estos ingresaron y saludaron al médico, quién al darles un apretón de manos, sentían un fuerte escalofrío al percatarse de que estaba congelada.

No faltó quién se atrevió a cuestionarle sobre lo que había ocurrido días atrás, respondiendo el dentista con una calma espantosa, qué su madre había fallecido, causando sorpresa entre las personas quienes le mencionaron que minutos antes,  había sido ella quién los recibió y los llevó hasta la conocida sala de espera.

Soltando una carcajada, el doctor les mencionó que su madre se había negado a dejarlo en el abandono y a pesar de encontrarse en el otro mundo, ella continuaba ayudándolo a recibir a los pacientes.

El temor invadió a quienes lo escucharon y llegaron a pensar que se trataba de alguna broma, pero el doctor aseguraba que todo era real y para comprobarlo, los invito a que pasarán a su habitación, en donde observaron un espeluznante espectáculo.

En una de las ventanas estaba el cuerpo sin vida el dentista, el cual tenía semanas de haberse suicidado, al sentir dolor por la pérdida de su madre y que de manera inexplicable, su espíritu había sido el que recibió a la policía para entregar el cuerpo de la mujer que lo cuidó.

Desde ese día, la casa quedó abandonada pero hay quienes aseguran que al llegar alguien a la entrada, una anciana sonriente sale de la casa para recibirlos y llevarlos hasta el consultorio.

Actualmente la casa es frecuentada por jóvenes aventureros, quienes se internan en la oscuridad de la noche, buscando tener algún acercamiento con los espíritus del dentista y de su madre.

Lamentablemente, la vivienda ha sufrido considerables daños por parte de vándalos, generándose otro de los mitos, pues hay quienes aseguran que los espíritus roban el alma de quien ingresa a la casa y son encontrados sin vida en el exterior de la vivienda.

Hasta el día de hoy, los habitantes de Piedras Negras aseguran que la casa es poseída por espíritus y forma parte de la larga lista de “casas embrujadas” que se encuentran en nuestro estado creando una leyenda más.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Es Saltillo una de las ciudades más seguras

Leer Siguiente

Invita UAdeC al curso-taller