FUERA DE CONTRATO

Por El Eventual

Por comentarios de trabajadores en resguardo domiciliario, la mayoría no tiene intenciones de retornar a laborar al interior de la planta Uno de Altos Hornos de México, sobre todo al conocer que los contagios por COVID-19 continúan y les da temor de ser afectados si regresan a trabajar.

“He platicado con compañeros que se encuentran en resguardo y me dicen que la pandemia está más fuerte que al inicio del año pasado, que por ser mayores de 60 años o con enfermedades crónicas prefieren seguir en casa, no quieren arriesgarse ni arriesgar a sus familias” dijo Gerardo Mireles Castillo.

El Secretario General de la Sección 147 reconoció que entre ese segmento de trabajadores una minoría es la que insiste en retornar, quieren se les permita regresar pero no está en manos de la dirigencia sindical ni de la empresa activarlos es caer en sanción por no respetar la instrucción oficial, aclaró.

La verdad hay ocasiones que se presentan discusiones entre obreros en resguardo, incluso pleitos verbales, al menos es lo que se ha visto en los últimos meses, incluso ya no acuden al recinto sindical, con esa posición muestran que prefieren seguir en casa, de eso hemos sido testigos, no hay duda.

Y a propósito de obreros en resguardo alguien les contó con Villacero no quiere saber nada de ellos, que prepara un plan para liquidarlos sobre todo los que presentan problemas crónicos de salud, y siguen en casa, que ya no tienen manera de regresar por sus condiciones de salud.

Incluso se asegura que esa medida también aplicará en personal de confianza, que siguen bajo el sistema de Home Office es decir trabajando desde casa, claro aquellos que pueden ejecutar sus trabajos desde el hogar, al menos es lo que se asegura que Villacero no los quiere entre sus empleados.

Sin embargo hay que recordar que Julio Villarreal, presidente  de ese grupo no ha marcado posición en ningún sentido, ni con los ex trabajadores que siguen en espera de su liquidación, ni con proveedores, mucho menos con sindicalizados y empleados en resguardo domiciliario.

Por esa razón  la recomendación es esperar que transcurra enero, se comenta que todo está detenido ante la cerrazón del Presidente López Obrador, que no quiere retirar la orden de aprehensión contra Alonso Ancira Elizondo, exige el pago de los famosos 200 millones de dólares, así las cosas.

Por el lado de la CTM de Frontera también hay noticias, Mario Dante Galindo Montemayor, dijo que hay casos que personas mal intencionadas piden dinero a cambio de ofrecer trabajo en Teksid u otras industrias, sin embargo reiteró que la CTM no tiene intermediarios, los interesados deben entregar su documentación en el edificio de la federación de la zona centro de Frontera.

“Aquí les entregamos una carta para que entreguen en la empresa donde  quieren trabajar, no hay intermediarios como se hace ver por medio de las redes sociales, en donde piden determinada cantidad de dinero para asegurar un espacio es un fraude porque en la CTM no se les pide  dinero” destacó.

Señaló que si hay ocasiones que desempleados se presentan a las oficinas de la federación y piden información sobre contratación en determinada empresa y aseguran que fueron contactados por medio de redes sociales, que incluso entregaron dinero, pero se les aclara que no hay ese procedimiento.

En otros temas un grupo de 133 trabajadores del IMSS en la región continuarán en resguardo domiciliario al mantenerse el semáforo naranja que les impide reincorporarse a sus actividades normales, al ser clasificados como personas vulnerables y de  alto riesgo ante  el COVID-19  por presentar problemas crómicos de salud.

Fuentes sindicales señalaron que personal médico valoró las condiciones de salud de ese grupo de trabajadores y el diagnóstico fue que no tienen forma de retornar a trabajar por lo tanto tendrán que seguir en resguardo domiciliario hasta que el semáforo sanitario cambie a verde o haya condiciones que no pongan en riesgo su salud y vida.

“Son compañeros que desde el inicio de la pandemia fueron clasificados como vulnerables al virus, presentan problemas crónicos de salud, diabetes,  hipertensión arterial, obesidad entre otras enfermedades que los coloca en riesgo, por esa razón permanecen en resguardo” apuntó.

Incluso el fin de año la institución trató de regresarlos a trabajar, pero por intervención sindical se volvió a aplicar otro estudio para conocer su estado de salud, en todos los casos el resultado es que no se encuentran aptos para regresar a trabajar y se les tiene que mantener en sus casas.

Nos leemos mañana…

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

La verdadera autoderrota

Read Next

Trizas y Trazos