‘Tumba’ el Covid a Santa y Reyes

El Covid-19 no está para juegos, y prueba de ello es que las restricciones tomadas por diversos Estados para frenar los contagios, han impactado las compras por Navidad y el Día de Reyes.

Con el cierre de tiendas departamentales, jugueterías y boutiques en varias ciudades del País como medida de prevención sanitaria, la industria juguetera enfrentará un nuevo golpe.

Hasta noviembre del 2020, las ventas de juguetes en el País acumulaban una caída de 30 por ciento y la industria preveía que dicho desplome podría reducirse incluso a la mitad con la recuperación de las ventas durante diciembre y los primeros días de enero de este año.

Sin embargo, las medidas de confinamiento, como en Nuevo León, la Ciudad de México y el Estado de México, por ejemplo, implican un menor dinamismo en una sus fechas más importantes, como en la Navidad y el Día de Reyes.

Miguel Ángel Martín, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (AMIJU), dijo que los jugueteros veían en la temporada que va del 10 de diciembre del 2020 al 10 de enero del 2021 una salvación para la industria.

Sin embargo, de acuerdo con el directivo, el escenario ha sido diferente.

“Se trata del mercado más relevante para la venta de juguetes el que está cerrado”, indicó.

Martín reveló que uno de los beneficios que sí ha generado la pandemia es el crecimiento de las venta online, que pasaron de generar no más de 6 por ciento de las ventas totales a más de 15 por ciento del total.

Agregó que no se han visto grandes despidos de personal ni cierres masivos debido a que las empresas del sector esperaban recuperarse con las ventas de fin de año.

Julio César Cepeda Viramontes, director de Julio Cepeda Jugueterías, reveló que de las 65 tiendas que tienen en el País, 25 están ubicadas en Ciudad de México y el Estado de México, donde desde las últimas dos semanas de diciembre permanecen cerrados.

Únicamente operan con ventas por internet, lo que ha implicado que sus ventas en esos dos lugares se les hayan desplomado más de 80 por ciento en lo que ellos consideran su mejor época, lo demás es venta en línea.

“Las ventas por internet crecieron mucho este año, no lo vamos a negar, pero no alcanzan a recuperar las ventas que se hacían físicamente por las tiendas”, añadió el empresario.

A nivel general son 5 entidades donde la tradición de Los Reyes Magos es muy relevante, sin embargo, están siendo afectadas por horarios y restricciones.

Debido a esas medidas, Cepeda Viramontes estimó que lo que implica la época navideña que concluye con el 6 de enero, sus ventas interanuales tendrán una caída del 50 por ciento.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Triplican dádivas y prevén dar más

Read Next

México, el segundo con menos población vacunada.-Ssa