Los desafíos para la ciencia en 2021, más allá del Covid-19

CIUDAD DE MÉXICO, enero 3 (EL UNIVERSAL).- A 163 mil años luz se encuentra la versión cósmica de un arrecife submarino: una nebulosa roja gigante que integra la región de formación estelar en la llamada Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea. La imagen “Arrecife cósmico” fue elegida por la NASA para celebrar los 30 años del lanzamiento del telescopio espacial Hubble que empezó a trabajar en 1990 y que ha realizado más de 1.3 millones de observaciones a lo largo de su historia.

En uno de los eventos científicos más importantes de este 2021, el Hubble le cede el paso al Telescopio Espacial James Webb, cuyo lanzamiento está previsto para el otoño. Esta portentosa herramienta científica revolucionará el ya de por sí vanguardista trabajo del Hubble. Al ser 100 veces más potente, el nuevo telescopio, con un costo de alrededor de 9 mil millones de dólares, permitirá a los científicos profundizar en el conocimiento del Universo e incluso ver las primeras galaxias que nacieron después del Big Bang.

Marte, el objetivo mundial

Otro de los eventos de ciencia espacial que se esperan para principios de este año es la llegada de la sonda Hope Mars a la atmósfera marciana. Lanzada con éxito en julio pasado, este proyecto de la agencia espacial de los Emiratos Árabes Unidos ayudará a caracterizar detalladamente la atmósfera inferior de Marte para comprender mejor la dinámica climática y el mapa meteorológico global; además pone en el mapa a nuevos protagonistas en la carrera espacial hacia el planeta rojo. Por otra parte se planea que el 18 de febrero aterrice el rover Perseverance de la NASA en el cráter Jezero de la superficie marciana. El robot astrobiólogo buscará signos de vida antigua y recolectará muestras de roca y suelo. Como parte de esta misión se desplegará también el helicóptero Ingenuity del rover para realizar la primera demostración de vuelo en otro planeta.

La NASA también intentará producir oxígeno de su atmósfera, un paso fundamental para fortalecer la futura exploración humana de Marte.

El planeta rojo también será el objetivo de la ambiciosa agenda de China, pues se espera que en febrero también aterrice el rover de la misión Tianwen-1, que buscara agua y huellas de vida utilizando 13 instrumentos, como cámaras, radares y analizadores de partículas. Por otra parte, Artemis I, una misión no tripulada a la Luna de la NASA, (la primera del programa Artemisa), será lanzada a mediados de este año mediante el pionero sistema de lanzamiento espacial de la nave Orión. Para el otoño, esta agencia también lanzará a “Lucy”, la primera misión para estudiar cinco de los llamados asteroides troyanos, material antiguo que formó los planetas exteriores y que ahora orbita alrededor del Sol, a la distancia de Júpiter.

Otro acontecimiento relevante de 2021 gira en torno al primer vuelo del X-59 QueSST, el avión supersónico experimental de la NASA con datos que podrían conducir al desarrollo de la industria de viajes de larga distancia más veloces del mundo. El X-57 Maxwell, el avión experimental totalmente eléctrico de la agencia, también realizará su primer vuelo.

Los especialistas en aeronáutica de la NASA también impulsarán la propulsión eléctrica para grandes transportes comerciales con una demostración de vuelo, lo que desarrollaría una alternativa rentable al combustible de los aviones tradicionales.

La huella de la pandemia

Aunque al mundo le urge olvidarse del SARS-CoV-2, su huella aún permanecerá por muchos años. Por lo pronto, este 2021 será crucial para comprobar la eficacia de varias vacunas que también se espera empiecen a circular a nivel global.

Por ejemplo, serán clave los resultados de los ensayos clínicos de fase III de las vacunas desarrolladas por las compañías farmacéuticas estadounidenses Novavax y Johnson & Johnson. Las ventajas de estas inmunizaciones es que serán más fáciles de distribuir que la de Pfizer-BioNTech, pues no requieren temperaturas extremas y se podrían producir hasta 2 mil millones de dosis de vacunas por año en una versión de inyección única.

Por otra parte, la introducción del nuevo virus en los seres humanos es un misterio que aún no se ha desentrañado a detalle, por lo que un equipo multidisciplinario de expertos de la OMS retomará las investigaciones para obtener más certezas sobre el origen zoonótico del Covid-19, pues más allá del SARS-CoV-2, nuevas amenazas epidémicas siguen latentes. Algunas de las enfermedades más comunes y letales son causadas por bacterias o virus de origen animal; en las últimas décadas su presencia se ha hecho más evidente. Se estima que el 70% de los patógenos nuevos y reemergentes proceden de animales. Según cifras de la OMS, los expertos alertan que otros 1.7 millones de virus viven en mamíferos y aves, de los cuales hasta 850 mil podrían tener la capacidad de infectar a los seres humanos.

El alzheimer se encuentra entre las 10 patologías más mortales del mundo y es responsable de entre 60% y 80 % de los casos de demencia al causar una pérdida progresiva de las células cerebrales.

Este año se podría autorizar en EU el primer medicamento que busca hacer más lenta la progresión de esta enfermedad. El aducanumab es un fármaco diseñado con un anticuerpo monoclonal listo para unirse y regular una proteína cerebral llamada amiloide, que se considera el principal desencadenante del alzheimer. Los científicos piensan que sus depósitos son tóxicos para las células cerebrales, por lo que usar este fármaco sería un avance para eliminarlos. Las opiniones aún se dividen sobre los efectos de este fármaco de Biogen-Eisai, pero los únicos medicamentos para el alzheimer aprobados hasta ahora sólo tratan síntomas cognitivos, como la pérdida de memoria, pero no interfieren en el progreso de ese mal.

Finalmente, uno de los eventos decisivos para darle cauce a la lucha contra el cambio climático se realizará en noviembre del 2021. El 26º periodo de sesiones de la Conferencia de las Partes (COP 26) en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se celebrará en Glasgow, Escocia. Los países que integran la cumbre harán una nueva ronda de compromisos sobre los recortes de las emisiones de gases de efecto invernadero desde que se firmó el acuerdo de París en 2015. La Unión Europea y China tienen planes ambiciosos para convertirse en carbono neutral para 2050, pero se espera sobre todo la respuesta de EU. Después de la salida de Trump, el presidente Biden podría poner objetivos similares en la agenda.

Entre los actos paralelos figurará el diálogo “De la granja al plato”, que buscará reunir a representantes de comunidades agrícolas del mundo para facilitar un espacio de disertación sobre la alimentación y el cambio climático. Con la ola de la crisis pandémica también será necesaria una nueva discusión mundial sobre políticas alimentarias que tenga efectos en toda la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumo, y que según la FAO ya ha afectado a más de 10 millones de personas en Latinoamérica.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Casas de empeño esperan repunte de clientes tras cuesta de enero

Leer Siguiente

CARBONIFERA LA COLUMNA