Van 3 muertos por avalancha que arrasó con caserío en Noruega

OSLO.- Una persona fue encontrada muerta entre los escombros tras una avalancha de tierra en Noruega, lo que eleva el número de muertos a tres, informaron este sábado las autoridades,

Las operaciones de rescate continúan para encontrar a siete desaparecidos.

“Todavía tenemos esperanzas de encontrar sobrevivientes”, informó a la prensa Roy Alkvist, uno de los oficiales de socorro, tres días después de un impresionante alud de tierra que dejó diez personas heridas en una ciudad al noreste de Oslo.

En la mañana del sábado, la responsable de la policía local, Ida Melbo Øystese, dijo que esperaban encontrar sobrevivientes en las bolsas de aire que quedan de los edificios que siguen parcialmente intactos.

“Hemos construido un camino de evacuación para poder salir rápidamente (de la zona siniestrada) y ahora podemos continuar trabajando durante la noche”, declaró uno de los responsables de la operación, Knut Halvorsen.

En Ask, en el municipio de Gjerdrum, localidad de 5 mil habitantes, a 25 km de la capital noruega, el terreno se hundió temprano el 30 de diciembre, lo que provocó la evacuación de mil personas que no pudieron regresar a casa por culpa del suelo, que permanece inestable.

La tierra volvió a desmoronarse durante la madrugada del sábado.

“Estamos instalados en un hotel (…), es una situación completamente surrealista y terrible”, dijeron dos residentes evacuados, Olav Gjerdingen y Sissel Meyer Gjerdingen.

La Dirección de agua y energía de Noruega (NVE) estima que el deslizamiento de tierra ocurrió en un área de aproximadamente 350 por 800 metros.

Diez personas resultaron heridas, una de ellas gravemente y debió ser trasladada a Oslo.

La primera ministra Erna Solberg, que se desplazó al lugar de los hechos, destacó que este alud de tierra fue “uno de los más grandes” que ha conocido su país.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Enfermero pide matrimonio a su novia con ayuda de traje anticovid

Leer Siguiente

Gobernadores piden declarar estado de emergencia en Japón