Suspenden vacuna ¡por días ‘festivos’!

En pleno repunte de muertes y contagios por Covid-19, el plan de vacunación y detección de casos se fue de puente por los días “festivos” de Año Nuevo en Nuevo León y el País.

En la CDMX y Coahuila, personal de Salud y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) suspendió la aplicación de vacunas a trabajadores de salud que están en la primera línea de atención a contagiados de coronavirus.

En Nuevo León, donde las apenas mil 900 vacunas que llegaron ya fueron aplicadas, el Gobierno del Estado frenó ayer las pruebas drive thru, pese a la alta demanda de los últimos días.

En la Ciudad de México, Grupo REFORMA recorrió ayer varios centros de vacunación, pero en ninguno se observó movimiento y hasta el lunes se reactivaría.

“Hoy no (hay vacunación), hasta el lunes”, dijo un vigilante del Campo Militar 1-A. “Son las instrucciones que tenemos hasta ahorita”.

Personal militar que resguarda el Hospital de Zona “El Vergel” y el ubicado en Chivatito coincidió en que la jornada se reactivará el próximo lunes.

La medida se extendió al Hospital Central Militar, el 81 Batallón de Infantería en Tlalpan y el Campo Militar 1.

La Secretaría de Salud federal, responsable del registro de beneficiarios y de entregar el listado a la Sedena para que coordinen la logística, no ha actualizado la información sobre el avance en la vacunación.

El último corte, de las 16:00 horas del miércoles, reportó 53 mil 625 dosis recibidas y 24 mil 998 vacunados.

Desde el 23 de diciembre han arribado a México tres lotes de vacunas Pfizer, que se han aplicado principalmente en CDMX y en número mucho menor en Coahuila y Nuevo León.

Con una semana de retraso y con sólo la mitad de las dosis esperadas, Coahuila inició el martes, a paso lento, la aplicación general de sus 8 mil 775 vacunas.

Sin embargo, la vacunación fue suspendida el 31 de diciembre y ayer, y el Gobierno estatal señaló que el proceso, que es encabezado por el Ejército, podría reanudarse hoy.

El lunes, Nuevo León recibió sólo mil 900 dosis y fueron aplicadas el martes, pero, en cambio, la Administración del Gobernador Jaime Rodríguez decidió ayer cerrar los módulos drive thru para pruebas de Covid-19, como lo hizo en Navidad.

La decisión dejó a cientos de personas sin la posibilidad de ser diagnosticadas y atendidas en medio de un agravamiento de la pandemia.

Los módulos abrirían hoy en horario restringido y mañana volverán a cerrar por ser domingo.

Expertos señalan que la vacuna de Pfizer debe mantenerse a menos 70 grados, un nivel de ultracongelación más frío que la Antártida, y cualquier cambio en la temperatura las puede inutilizar.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

México no hace pruebas hasta que estás vomitando.- Trump

Read Next

Usó EU pandemia para expulsar a recién nacidos