Trizas y Trazos

Por Antonio Zamora

Para el doctor Roberto Bernal, Secretario de Salud, es prioritario proteger al personal médico que se encuentra en riesgo latente de contagio por manejo de pacientes, reactivos e insumos referentes al Covid-19…

Por ello, el funcionario estará al pendiente junto al Ejército Mexicano para que se respete la prioridad de quienes enfrentan en el proceso de vacunación, como se ha hecho hasta el momento…

Y es que el universo de personal en riesgo es amplio: va desde los jefes de jurisdicciones que a diario visitan zonas Covid, hasta enfermeras, médicos, inhaloterapeutas, laboratoristas, químicos, radiólogos, dentistas, camilleros, limpieza e higiene, personal de ambulancia, manejadores de alimentos, trabajo social, asistentes, entre otros…

El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: se detuvo en la línea de Paso para Los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección…

La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección…

Un oficial le ordenó salir de su coche con las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, le tomaron fotos, las huellas dactilares y la encarcelaron…

Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo la esperaba con sus efectos personales:

– “Señora, lamento mucho este error”, Le explicó el policía…

“Le mandé a bajar mientras usted se encontraba tocando bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces…

Mientras la observaba, me percaté que de  su carro tiene un sticker que dice ‘¿Qué haría Jesús en Mi lugar?’, su tablilla tiene un borde que dice ‘Yo escojo la Vida’, otro sticker que dice ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperarse, supuse que el auto era robado…”

Esta simpática historia muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos…

Para ser cristiano no basta con ir a la Iglesia los domingos o leer la Biblia de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida: el estilo de vida de Jesús…

Así que la próxima vez que vayas en el auto, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver a Jesús en ti…

Este mensaje debe ponernos a pensar en todo lo que hemos perdido, pero principalmente en lo que hemos aprendido…

DICIEMBRE 2020…

Diciembre es el domingo del año, pero este diciembre parece el domingo de un siglo…

Fue un año largo, pero se nos pasó rápido, fue terrible, pero aprendimos y nos hicimos fuertes, fue de aislamiento, pero estuvimos más cerca que nunca…

Tuvimos miedo, angustia, bronca, dolor, incertidumbre. Estuvimos perplejos, incrédulos, asustados, enojados…

Lloramos, aplaudimos, gritamos, nos ayudamos…

Enterramos a nuestros muertos sin velorio. Los despedimos en silencio…

Crecimos: Aprendimos epidemiología, tecnología, virología…

Supimos de  anticuerpos, curvas y PCR, también de Meet,  Team, Instagram Live y Zoom…

Nunca nos pasó tanto en tan poco tiempo…

Y aquí estamos. Somos sobrevivientes de un tiempo que nos estalló en la cara…

Es diciembre y tenemos derecho a emocionarnos a llorar, a abrazarnos en silencio por tantos abrazos que no nos dimos, a besarnos con el alma, a acariciarnos con las miradas…

Y sabes?  Vamos a  celebrar más que nunca porque ahora sabemos lo que el tiempo vale, lo que significa abrir los ojos cada mañana…

Llegamos al final y solo es el principio porque nos hemos despertado y por eso no fue un año perdido…

Si lo sabemos ver habremos ganado más que nunca. Así que este diciembre tenemos que pensar en algo más importante que los turrones y los arbolitos…

Corramos a decirles del amor a los que queremos, salgamos a perdonar a los que herimos, miremos alrededor para ayudar a los que se quedaron en el camino…

Y no perdamos tiempo, seamos mejores. El nuevo mundo nos necesita Unidos para seguir avanzando y para amar la vida más que nunca…

GRACIAS: la palabra más linda del año…

NOS LEEMOS MAÑANA…

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

FUERA DE CONTRATO

Read Next

Ermita 318