Registra pandemia 80 víctimas mortales

Múzquiz, Coah. – Sin duda esta Navidad, será atípica, diferente y muy especial para las familias de Múzquiz, ya que además de la cancelación de las posadas y festejos navideños; de la prohibición de los abrazos y besos, entre amigos y familia; habrá muchos asientos vacíos en las mesas de los hogares y es que está pandemia que llego al Pueblo Mágico en abril del 2020, ha cobrado la vida de más de 80 personas en este municipio.   

Parece que fue ayer, cuando se informaba de la muerte de la paciente cero en Múzquiz, una mujer de la tercera edad que había viajado a los Estados Unidos para realizarse una cirugía de ojos, días después se registró un segundo deceso en el Oasis del Norte, un hombre de 62 años.

UNA PANDEMIA QUE LLEGO PARA QUEDARSE 

A la fecha suman ya 80 defunciones a causa del COVID-19 en este municipio, según confirmó la Jurisdicción Sanitaria Numero tres en la Ciudad de Sabinas, siendo la última registrada en vísperas de la navidad, la de un hombre de 79 años. 

Las autoridades de salud destacan que el año se podría cerrar con cien defunciones por coronavirus en Múzquiz, siendo la población de adultos mayores y de la tercera edad entre los que se registra el mayor número de decesos, pero que también los jóvenes se han contagiado, solo que en su caso se registran menos fallecimientos al igual que en los menores de edad.

A nueve meses de la llegada de la pandemia a Múzquiz las medidas preventivas para evitar los contagios de esta enfermedad fueron poco a poco, relajándose y según avanzaba la enfermedad, entre la población lejos de aumentar las precauciones “se bajó la guardia y los casos se dispararon”.

La Iglesia Católica de Múzquiz, hizo el exhorto a la comunidad y muy en especial a las familias católicas a tener empatía con las familias que han perdido un ser querido por el coronavirus y no realizar exuberantes festejos de navidad y año nuevo.

La Iglesia Católica, señala que este año, este tipo de festejos en casi todos los hogares estarán enmarcados por la nostalgia y el dolor del ser querido que ya no está.

En Múzquiz son actualmente más de ochenta las familias enlutadas por el coronavirus a la fecha, pero al final del año podrían ser muchas más las personas que estén sufriendo el dolor en esta temporada de fiestas.

Sin duda la solidaridad de todos se hace necesaria para con los semejantes y en agradecimiento a Dios de parte de quienes no han sido afectados por terrible virus, señalan padre del Decanato de Múzquiz.

La pandemia del COVID-19, generó que este año muchas familias no puedan estar junto sus seres queridos, especialmente con aquellos que están luchando contra esta enfermedad, internados en un hospital, donde ni siquiera tienen la oportunidad de apoyarlos en estos difíciles momentos.

“Por ello es pertinente generar empatía con quienes han sufrido, sobre todo la pérdida de un ser querido por la pandemia, el trabajo y el apoyo en su totalidad y abstenerse de grandes reuniones o festejos en esta época, más si la familia que sufre es nuestra vecina”, señalan los sacerdotes que en Múzquiz integran el Decanato.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Inicia vacunación

Leer Siguiente

Llega la Navidad al ejido Puente Negro