Alonso Ancira… Sus 30 años en Monclova

Alonso Ancira

Por: Jesús Medina

Desde su llegada a Monclova en octubre de 1991, ya como dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira Elizondo marcaba una parte esencial para sacar adelante a la empresa acerera y también fijar que en la ciudad “donde el iba a vivir” se reflejara la modernidad y el progreso.

Del decir pasó al hacer, la modernidad en la planta acerera que recién adquirió en ese entonces, recibió los primeros ajustes para este objetivo, ordenó desaparecer todo lo que por décadas de empresa paraestatal no funcionaría ya como empresa privada.

Los primeros departamentos en desaparecer fueron los que se encontraban fuera de la ciudad, como el Distrito Federal, donde áreas jurídicas excesivas sobrevivieron por muchos años. Hasta que se ordenó la baja del personal no adecuado.

Se quedaron con lo esencial, salieron muchos de departamentos no esenciales, esto apenas en la noche del primer día en que tomaba posesión.

Se trazaba un proyecto en el que la acerera tenía qué funcionar como empresa sustentable.

Era la primera de las grandes decisiones al interior.

En Monclova estaba presenta la imagen de funcionarios federales que derrochaban millones de pesos cuando se desempeñaban como directivos de la acerera propiedad del gobierno.

Jueves, Viernes y Sábado eran los días que se destinaban por parte de los altos mandos de AHMSA a Monclova, dedicaban el resto de la semana a otras empresas acereras de Sidermex.

La opulencia con dinero del gobierno era evidente en Monclova donde se conocían los lujos por parte de los habitantes de esta ciudad, pero solamente en los directores de AHMSA, no se notaba el bienestar, solamente se sabía de la planta acerera como una hacedora de empleos, al más puro estilo de empresa paraestatal.

LA CASA DE VISITAS

La segunda gran decisión tomada por Alonso Ancira Elizondo, la desaparición de la Casa de Visitas de Altos Hornos de México ubicada en el bulevar Pape en la Colonia Santa Cecilia, también desaparecían los clubes de empleados de confianza de la ya empresa privada, los cambios eran fuertes.

Alonso Ancira lograba en los primeros días de su estancia en Monclova imponer su estilo de vida y de paso dejar en claro ante la sociedad, que ya era necesario para la ciudad un crecimiento ordenado, sustentable y que atrajera más inversiones.

Para lograr esos nuevos planes y proyectos, que lo mismo implicaba a la acerera como a la Región Centro, Ancira Elizondo comenzaba a marcar influencia con las autoridades estatales y municipales.

EN ALTOS HORNOS

Ancira Elizondo manejaba sus dos ejes centrales con precisión de cirujano, hacía ajustes en la planta acerera y al mismo tiempo en la sociedad marcaba objetivos.

En la planta mantuvo su estructura laboral, pero le dio apertura a la clase trabajadora para que eligieran a sus nuevos dirigentes sindicales, tres generaciones de liderazgo se dieron dentro de lo que eran de la vieja guardia, ya casi en extinción.

Luego vendrían secretarios generales de acuerdo a las nuevas generaciones, Ruperto Montano Alfaro dejaba marca en cuanto a una dirigencia sindical cercana a la empresa y a la clase trabajadora.

En la empresa se seguían obteniendo grandes avances, la alianza con corporativos internacionales, como los holandeses Hoogovens, que llegaron a Monclova para implementar sistemas de trabajo con otras técnicas.

LOS CAMBIOS MUNICIPALES

No es posible que un grupo de porros esté atemorizando a Monclova y peor aún, que los mantengan en cargos claves de seguridad como la jefatura policiaca o la inspección de alcoholes, cuestionaba el empresario acerero.

Sus primeras incursiones en mandatos municipales fueron aportar fuertes respaldos en la nómina de cuarteles policiacos, donar unidades y la designación conjunta de mandos policiacos de rango militar, esto en cada una de las municipalidades de la Región Centro de Coahuila.

La influencia de Ancira Elizondo se sentiría aún más cuando cuestionó de manera dura a una autoridad municipal el por qué se permitió la instalación de un antro de vicio a un lado del aeropuerto Venustiano Carranza.

Le cuestionaba que las luces nocturnas pondrían en riesgo los aterrizajes, a las pocas semanas se vivieron momentos complicados con dos aviones cuyos pilotos creyeron que el Frontera West, el antro autorizado en Frontera, era un aeropuerto alterno y ambos encargados de nave habían decidido dividir las pistas de aterrizaje, no pasó ningún percance, el antro fue clausurado, era otro avance de Ancira Elizondo en las decisiones coordinadas con los municipios.

MODERNIZACIÓN DEL SIMAS

Por décadas en Monclova la dependencia encargada de distribuir el agua potable a los hogares era una oficina en la que se designaba a personal sin experiencia, pero cercanos a los partidos políticos.

Alonso Ancira en coordinación con los ayuntamientos de Monclova y Frontera cambia de manera fuerte a la entonces Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Monclova y Frontera, JAAPAMF, se moderniza con personal experimentado, los políticos son despedidos y llegan especialistas en finanzas y en ramas relacionadas al abastecimiento de agua, es el Sistema Intermunicipal de Aguas y Saneamientos que conocemos ahora.

LAS ELECCIONES…

A la mitad de la década de los 90 en el Siglo XX algunos partidos consultaron con quien ya era quien tomaba decisiones importantes en Monclova, ofertaron sus cartas de candidatos.

Algunos decidieron no hacerlo y jugarla sin tomarlo en cuenta.

Con una sola frase se marcaba lo que debería ser en fechas posteriores: “No puedo decir quién sí, pero puedo decir quién no”.

Después se esto, se dieron fuertes valores de entendimiento entre el dueño de Altos Hornos de México y las autoridades municipales, AHMSA lograba poner orden en Limpieza, Seguridad, Agua Potable y Vialidades, se construyó un relleno sanitario de primer nivel.

A principios de año se pagaban prediales en municipios y era un fuerte respaldo para los ayuntamientos, la modernidad se daba sin impedimento de ninguna especie.

EL CIERRE DEL SIGLO

El cierre del Siglo XX se da con complicaciones para AHMSA como consecuencia del desplome en los precios internacionales del acero.

Se enfrentan problemas que derivan en juicios y persecuciones que obligaron a Ancira Elizondo implementar estrategias legales.

Deja la ciudad, deja la dirección de AHMSA en José Domene, pero regresa años después y deja más que claro “tuve que agachar la cara por el bien de Monclova”.

Una frase que dicha por un hombre de su nivel, hábil, inteligente, símbolo de éxito, solo se puede interpretar como una estrategia, como así se demostró, las persecuciones fueron superadas.

EL ATAQUE A LA INSEGURIDAD

Cuando Monclova, como el resto de Coahuila y el resto del país, sufrieron los embates de la inseguridad, la estrategia de Alonso Ancira Elizondo fue un trabajo coordinado con los mandatarios estatales y municipales.

Se gestionó la instalación del Cuartel Militar en Frontera, lo que es el 105 Batallón de Infantería.

Fueron trabajos coordinados con autoridades del Estado.

Se dieron pasos importantes en el combate a la inseguridad.

Los hechos, ya se tienen.

EN ESPAÑA

Su detención en Palma de Mallorca, España, a la fecha, es ya conocida.

Con un año y medio de avance, esto traerá nuevo desenlace.

CONOCERLO A DETALLE

Estudió Derecho en la Universidad Anáhuac con Doctorado Honoris Causa por la University of Incarnated Word de San Antonio, Texas. También realizó un Doctorado en la Texas A&M University de la misma ciudad.

De acuerdo con el sitio web oficial de AHMSA, Alonso Ancira Elizondo es también miembro del Comité de Prácticas Societarias dentro del gobierno Corporativo de la empresa.

Su ascenso en AHMSA

-En 1991 se inició la privatización de empresas estatales, entre ellas la acerera mexicana.

El Grupo Acerero del Norte (GAN) en el que participaban las familias Ancira y Autrey adquirió a AHMSA. Con dicha adquisición, Ancira Elizondo fue nombrado director general de la empresa.

Dos años más tarde se le encomendó la presidencia de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero.

En 1997 fue nombrado presidente del Centro de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable y fue hasta 2016 cuando se le nombró presidente del Consejo de Administración de AHMSA.

En 2013 arrancó el proyecto de la siderúrgica ‘El Fénix’, con una inversión de 850 millones de dólares. Con dicha planta proyectó un aumento de 40 por ciento en la producción de AHMSA.

INVERSIONES EN ISRAEL

-En 1999 la empresa incurrió en un alto nivel de deuda como consecuencia del desplome de precios internacionales del acero y la crisis financiera global, de acuerdo con el sitio oficial de AHMSA. Esto se derivó en una suspensión de pagos.

Ese año Alonso Ancira cambió su lugar de residencia a Israel. Fue ahí donde descubrió una mina de cobre sin operar en la que decidió invertir. Luego de obtener los permisos necesarios del gobierno israelí para explotar la mina fundó AHMSA Steel Israel.

De acuerdo a datos, Steel Israel, se trata de una subsidiaria de AHMSA fundada en febrero de 2004. “Se fundó en 2004 como una compañía de inversiones y holding, para los diversos sectores industriales, desde la minería hasta las nuevas tecnologías”, indica una breve descripción.

Ancira logró sacar a AHMSA de la suspensión de pagos y su imagen como empresario en Israel le valió un reconocimiento otorgado por el Embajador de Israel en México en 2017: el Premio Jerusalem.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Regresar a México: premio al sacrificio

Leer Siguiente

Suspenderá IMSS consulta familiar