Destruye Minera México viviendas

Nueva Rosita, Coah.- Trabajadores de Industrial Minera México (IMM), de Germán Feliciano Larrea Mota-Velazco, derrumbaron al menos 50 viviendas de la Colonia Hacienda Chiquita, la mañana del domingo, sin margen de defensa a los habitantes del sector.

Larrea Mota-Velazco es dueño de Mina 8 Pasta de Conchos y mantiene fuerte cercanía con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La mañana de este domingo, con maquinaria pesada, personal de Grupo México, destruyó unas 50 viviendas, las cuales fueron construidas en forma irregular en un predio de la colonia Hacienda Chiquita, en Nueva Rosita.

En forma sorpresiva, personal de la empresa minera, la madrugada del domingo ingresó unidades pesadas al predio en cuestión e inició con los trabajos de demolición.

De acuerdo a las primeras declaraciones, se trata de un presunto acto ilegal por parte de la empresa, ya que, si bien es cierto, había un juicio penal, en contra de seis personas relacionadas con los habitantes, la resolución jurídica no aplicaba para el resto de las viviendas, que la mañana de este domingo, fueron destruidas.

Cabe señalar, que ninguna autoridad policiaca local, estatal o federal, participó en la destrucción de las 50 viviendas.

VERSIÓN DEL ABOGADO DEFENSOR

Al respecto, Marco Antonio Limón Regalado, abogado, dio a conocer que era un asunto penal que se estaba ventilando en el Juzgado Acusatorio en la ciudad de Sabinas, el cual culminó con una suspensión, una salida alterna.

“En el asunto penal, los procesados eran 6 personas, nada más, de las cuales tres estaban en posesión de predio y el resto no, esas tres personas hicieron un acuerdo que dentro del término de 10 meses se iba a suspender el proceso y que ellos en ese término, posterior a la audiencia iban a desocupar en 15 días esas tres personas”.

“Una de las condiciones para que proceda la suspensión condicional del proceso, que ya el juez la autorizó, es que estas tres personas señalaron un nuevo domicilio, donde iban a estar durante estos diez meses y al término de ese tiempo no habiendo ningún problema, el Juez iba a cerrar el caso, hasta ahí es donde está la situación, pero en ese lugar de la Hacienda Chiquita existen personas que no estaban procesadas, que tenían una edificación y que están  siendo violentados en su derecho de posesión” dijo el entrevistado.

Mencionó que estos más de 50 posesionarios, no tienen nada que ver en las causas penales que estaban siguiéndose en contra de esas 6 personas, el Juez nada más autorizó que desocuparan esas 3 personas.

“No existe autorización judicial que diga que la empresa puede tomar posición del resto de los predios porque ni siquiera los posesionarios, habían sido denunciados, nada más son 6 personas, obviamente no existe ni una orden de autoridad que diga que ellos también tienen que ser desocupados, desalojados, ni siquiera han sido denunciados” expresó el entrevistado.

Dijo que ya los posesionarios tomarán la decisión que es lo que más desean, “si ellos quieren que yo los asista, pero por lo pronto se llevó a cabo esa diligencia, ya lo están haciendo tienen toda la maquinaria de la empresa ahí adentro, ya se están tomando los videos correspondientes y veremos que acciones legales van a realizar”.

Mencionó que son alrededor de 50 a 60 personas, a algunos ya les derrumbaron sus edificaciones, algunas se encuentran en obra negra.

“Cabe aclarar que el lugar estaba asegurado como un acto de investigación no como un acto de entrega del inmueble, porque se solicitó muchas veces por parte del Ministerio Público y los abogados de la contraparte y el juez nunca  la autorizó, hubo un debate y el juez no restituyó el inmueble antes de dar una sentencia, pero no existe una orden judicial que diga que la empresa está facultada para derrumbar las edificaciones que algunos de los posesionarios que  ni siquiera han sido denunciados tenían ahí construida” concluyó.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Se debate entre la vida y la muerte

Leer Siguiente

Quedará Delfina Gómez al frente de Educación