Se aglomeran en Casa Rosada para despedir a Diego

Miles de personas se reunieron afuera de la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, en Buenos Aires, para despedirse del astro del futbol Diego Armando Maradona.

La capilla ardiente con los restos del astro se abrió este jueves al público, donde muchos esperan desde la noche del miércoles para ver al ex futbolista.

Maradona falleció el miércoles a los 60 años en su residencia de Tigre, donde se recuperaba de una operación de edema craneal el pasado 3 de noviembre, a consecuencia de un paro cardíaco.

Los visitantes arrojaron flores y camisetas de futbol por encima del largo parapeto que los separaba del ataúd cubierto por una bandera argentina.

Hombres y mujeres lanzaron besos al aire, se golpearon el pecho con el puño y gritaron «Vamos Diego». Otros lloraron desconsoladamente.

Nahuel de Lima, de 30 años y quien portaba muletas por sufrir una discapacidad física, fue el primer hincha en ingresar al recinto oficial. Pasó toda la noche en la Plaza de Mayo esperando ese momento.

«Él hizo que Argentina sea reconocida en todo el mundo, el que habla de Maradona habla también de la Argentina; Diego es pueblo…hoy no importan las las camisetas, las banderas políticas, venimos a despedir a un grande que nos dio muchas alegrías», afirmó De Lima.

Las hermanas Lidia y Estela Villalba lloraron desconsoladas a la salida del velatorio. Ambas llevaban la camiseta de Boca Juniors y la bandera argentina sobre los hombros.

«Le dijimos que lo amamos, que fue el más grande del mundo», dijeron al unísono.

Estela recordó los goles que marcó el ex capitán de la selección campeona en el Mundial de 1986 y se resignó por la pérdida.

«La vida sigue porque desde arriba nos esta mirando», aseguraron

Pero varios se quebraron al salir del Palacio gubernamental y se preguntaron a los gritos: «¿Por qué lo dejaron morir?»

Un enorme mural con el rostro de Maradona, quien en los últimos tiempos se desempeñaba como entrenador del club argentino Gimnasia y Esgrima de La Plata, fue pintado sobre las baldosas que cubren la plaza.

En el frente de la Casa Rosada se instaló un crespón negro gigante y en uno de sus balcones una pantalla que reproducía fotos emblemáticas del mítico diez.

En tanto varios carteles con frases como «Gracias Diego» y «La pelota está llorando, el cielo está de fiesta» se podían leer en las rejas que rodean el Palacio gubernamental.

El velatorio comenzó de madrugada, luego que trajeran sus restos desde su domicilio, con una ceremonia íntima para familiares y allegados antes de permitir el acceso del público.

Allí estuvieron su ex mujer Claudia Villafañe junto a las dos hijas que tuvo con Maradona: Dalma y Gianinna.

Luego ingresó Verónica Ojeda -también ex pareja del ex futbolista-, junto al hijo de corta edad de ambos, Dieguito Fernando.

Jana, a la que Maradona reconoció como hija años atrás, también participó en el velatorio familiar.

Luego lo despidieron sus compañeros de la selección campeona del mundo en Mexico 1986, entre ellos el ex defensor Oscar Ruggeri.

También figuras del futbol argentino como el capitán de Boca Juniors, Carlos Tévez.

Algunos aficionados en la madrugada, impacientes por ingresar a la Casa Rosada, protagonizaron una lucha contra la Policía de la ciudad, pero los agentes pudieron contener los desbordes y ordenaron las filas de quienes iban ingresando al recinto oficial, que llevaban mascarilla debido a la pandemia del coronavirus.

El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, dispuso tres días de duelo nacional.
…Y pide familia que velatorio concluya por la tarde
La familia de Diego Armando Maradona pidió que el velatorio público, que comenzó este jueves a las 6:00 hora local (3:00 horas del centro de México), finalice a las 16:00 (12:00 horas de México), plazo en el que tendrán que ingresar las miles de personas están haciendo más de siete cuadras de cola.

El Gobierno cree que hasta un millón de personas se acerquen para despedir al ídolo. Creó un perímetro de seguridad cerrando las calles alrededor de la Casa Rosada.

Comparte la noticia en:

Mauricio Sánchez

Read Previous

Derrochan diputados en reparar fachadas

Read Next

Propone 4T terapia para corruptos y perdonar abusos