Lo que el Ixtlero habla

No entiendo la necedad del Presidente en defender a los pobres, entiendo la necesidad que la gente de escasos recursos tiene, en ocasiones mayor que los demás, pero el pedir al G20 preocuparse más por este tipo de gente, en lugar de una recuperación económica centrada en las empresas, que son quienes a final de cuentas dan empleo a las personas, se me hace increíble.  

El proyecto de AMLO es simple, que si se analiza, es hasta obvio, pues revisemos quienes son las personas que más votan: los adultos mayores y los jóvenes que van por primera vez para estrenar sus credenciales electorales, ante esto la preocupación del Gobierno Federal se centra en los abuelos y los estudiantes, traduciendo esto a una beca estudiantil para personas de 15 años en adelante, que dentro de tres años tendrán acceso a una credencial para votar y a la hora de marcar el partido político presidenciable en la boleta, su mente dirá: AMLO me ayudó, los demás no me han dado nada.  

De igual forma los adultos mayores, que son la población que usualmente más se preocupa por asistir a votar, reciben un aumento en la pensión, algo que ningún otro presidente les había dado, y cuanto puede gastar el presidente en esto, nada, es algo sencillo que dejando fuera dos o tres fideicomisos se pueden ampliar hasta tres veces más, así que el día que los abuelos salgan a votar pensarán: pues como quiera me echaron la mano, esos mil pesos no los tenía. 

Bíblicamente sería algo como, mejor les doy el pez, en lugar de enseñarlos a pescar y de paso me quedo con las cañas, las redes y hasta el bote en el que salgo al mar abierto, mientras “mis simpatizantes” se entretienen con los charalitos que les di, cosa que no les daba el PRI o el PAN, y cuando yo necesite de ellos, les doy de repente una mojarra.  

Pero el señor y su gente se están quedando con el salmón, las langostas y el atún, todo lo que no consume la gente de bajos recursos, mientras que lo demás sale sobrando y pues sirve de campaña.  

No es bueno incentivar a la pobreza señores, vean simplemente la diferencia de México, el sur y el norte, la mano de obra más económica está en el sur, porque ellos son felices con menos, la naturaleza les da demás, ellos simplemente extienden la mano y encuentran un mango o un plátano, igual se van de pesca y sacan alimento, aquí en el norte nos tenemos que partir el lomo para conseguir lo que queremos, no tenemos las tierras fértiles que tienen ellos, ni los climas.  

Coahuila pelea más ingresos por algo, Riquelme lo sabe, nos esforzamos por trabajar, por ende, pagamos impuestos y todo para terminar enriqueciendo o manteniendo a otros estados.  

Sabemos que la economía siempre ha funcionado así, pero sería bueno un poco más de equidad, y en vez de mantener al necesitado, orientarlo a que se esfuerce más y dar oportunidades, no simplemente alimentarlo en la boca y con la comida ya masticadita.  

En otros temas, ya se dijo que no habrá desfile ni pistas de hielo este año, era algo que el Gobernador mencionó desde tiempo atrás, desde antes de las elecciones, pero la gente necesita de la magia navideña, así que, que no les extrañe que, con la ayuda de las redes sociales o la televisión, nos encontremos con algún show navideño, digo, chicos y grandes gustan de este espectáculo, uno de los aciertos que tuvo Rubén Moreira y se mantiene.  

Además, las señoras van a extrañar al Thor y los papás a las princesas, no crean que solamente los niños van a ver las luces y personajes; los más afectados serán los vendedores ambulantes que aprovechaban para vender su mercancía en estos lugares. Pero ya habrá más tiempo para celebrar la navidad, hoy por lo pronto cuidémonos.  

Nos leemos mañana con más de lo que nos enteramos desde la parada del Ixtlero.  

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Fanáticos del deporte

Leer Siguiente

FUERA DE CONTRATO